Iron Maiden hizo vibrar a miles de fanáticos
Move Concerts/La República
Enviar

Con un escenario a reventar, la banda británica Iron Maiden hizo vibrar a miles de fanáticos la noche de este martes en el estadio Ricardo Saprissa.

En lo que fue su tercera presentación en el país, el grupo dirigido por Bruce Dickinson llenó las expectativas y con un espectáculo completamente nuevo en relación con las presentaciones anteriores, demostró una vez más, porque esuna de las bandas más grandes del rock.

El “set list” mezcló algunas de sus nuevas canciones del disco “The book of souls”, con sus más icónicas piezas musicales como “Fear of the dark”, Children of the Damned” y “Hallowed be thy name”.

Sin embargo, quizá lo mejor del concierto fue el montaje para escena que hicieron los británicos, en donde su intención fue llevar a sus seguidores hasta los tiempos en los que la civilización Azteca regía en América, mostrando su cosmovisión en relación con la muerte, la eternidad y la vida después de la vida, incluso, su mascota “Eddy” salió al escenario ataviado con taparabo y un hacha para perseguir a los integrantes de la banda cuando estos interpretaron la canción principal de su nueva producción.

Después de dos horas de música, Dickinson y compañía se despidieron de sus seguidores, lamentando que no les hayan permitido mostrar todo lo que tenían para sus fanáticos, ya que no les permitieron usar los fuegos pirotécnicos que tenían preparados para el concierto.

Antes de Maiden, el grupo norteamericano Anthrax se encargó de calentar el ambiente con su “Thrash metal”, interpretanto canciones como “Caught in a mosh”, “Got the Time”, “Antisocial” y “Medusa”, además de varias piezas nuevas como “Evil twin”.


Ver comentarios