Enviar
Producción tica crecería un 4%, en Panamá sería del 11%
Irá lenta economía en 2012

Poco aumento de consumo y empleo, prevén empresarios

La economía nacional tendrá un desempeño lento durante 2012.
El vaticinio es que la producción nacional tenga un crecimiento del 4% comparada con la de este año.
Una ralentización del consumo interno, en las exportaciones, y una baja en la inversión empresarial, ante nuevos impuestos, serían las razones del menor aumento económico.
En empleo tampoco se espera una evolución extraordinaria. La expectativa es que crezca alrededor de un 5%, tal como en los últimos tres años.
El consumo del país se ha visto disminuido porque hay sectores productivos que reportan una variación por debajo de la esperada por el Banco Central.
El principal es el de la construcción pública que, durante este año, tuvo una variación negativa del 8,5%, comparada con la de 2010.
La restricción del gasto público por parte del Gobierno es la razón de esta situación, política que se mantendrá durante 2012.
Otros sectores que tendrían una evolución por debajo de lo que el Central pensaba son agricultura e industria manufacturera.
Si la situación económica empeora en la Unión Europea y Estados Unidos, el país podría sentir un impacto negativo en sus exportaciones y en la llegada de turistas de dicho continente.
Ante este panorama, la economía nacional crecería un 4%. Pero la Comisión Económica para América Latina y el Caribe estima que sería de un 3,5%.
Mientras que en Panamá aumentaría un 11%, la tasa más alta en Latinoamérica.
“Si entra en vigencia la reforma tributaria, habrá un efecto de desaceleración de la demanda para aquellos sectores que tienen tasas impositivas más altas. Entonces tendríamos que realizar ajustes en nuestras previsiones”, dijo Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central.
De ocurrir esta situación, habría una contracción en el consumo interno, a causa del impuesto al valor agregado, pero solo tendría un efecto durante el primer año, luego los niveles de compra se estabilizarían.
Sin embargo, la visión del sector privado es otra. Nuevos tributos provocarían un duro golpe a la inversión de las empresas nacionales.
Un 61% de los empresarios cree que la reforma afectaría de manera negativa su negocio en el futuro, muestra el estudio Pulso Empresarial, de la Unión de Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP).
Además, un 63% de los encuestados afirma que el plan impositivo es innecesario, mientras un 75% no apoya la transformación del actual impuesto de ventas a uno de valor agregado.
“Creemos que la coyuntura no es la adecuada para cargar con más impuestos a los sectores productivos, sino que es el momento de que el Gobierno y el Congreso trabajen en acciones tendientes a reactivar la economía, afirmó Manuel H. Rodríguez, presidente de UCCAEP.
En el sector comercio, principal empleador del país, la expectativa es reservada en ventas y generación de nuevos trabajos.
El consumo privado de las familias y las empresas rondarían el 5% el próximo año, levemente por encima del 4,4% previsto para 2011.
“La incertidumbre que vive el país hace que los empresarios no muestren confianza en la situación actual y mantienen reservas sobre el futuro”, afirmó Arnoldo André Tinoco, presidente de la Cámara de Comercio.
En empleo la previsión es que, por lo menos durante el primer trimestre, se mantenga estable.
El mayor crecimiento podría darse en transportes, comunicaciones y comercio, estima Manpower Costa Rica.
La expansión de las empresas de telecomunicaciones y algunas franquicias de comidas rápidas fundamentan la observación.
El estudio muestra que un 26% espera incrementar sus planillas laborales, el 6% proyecta reducir personal y un 67% no prevé cambios.
“A pesar de los datos positivos, la Tendencia Neta del Empleo de Costa Rica es la más débil desde el primer trimestre de 2010”, indicó Julio Méndez, gerente de País para Manpower Costa Rica.
Por otro lado, las intenciones de contratación de los empleadores en construcción han disminuido considerablemente a raíz de la conclusión de los trabajos en la Carretera Interamericana.
En general, el mercado laboral costarricense está en transición y dependerá mucho del efecto externo y de las decisiones políticas a lo interno.

Oscar Rodríguez
[email protected]
Ver comentarios