Inversión en Costa Rica se ve más arriesgada
Shutterstock/La República
Enviar

Se esperaría un posible impulso hacia arriba en las tasas de interés, tras la rebaja ayer de la percepción de riesgo país por parte de la calificadora internacional Fitch Ratings.

Se trata de una calificación BB, un paso por debajo del nivel de BBB (Estable), que regía antes.

Con esto, Costa Rica ya no se coloca dentro del rango de los países con relativamente bajo riesgo de inversión, según Fitch, para posicionarse cada vez más en lo que el mercado llama “Bonos Basura”, por su alto riesgo.

Hay condiciones favorables en la economía nacional, incluida una base de exportación dinámica, y un sector turístico vibrante, que han impulsado un crecimiento estimado del PIB de un 4,2% en 2016, según dice el informe.



Sin embargo, la calificación de los bonos por debajo de la norma de grado de inversión, implica una economía potencialmente vulnerable a las presiones adicionales.

La calificación de riesgo de Fitch a corto plazo se mantiene en ‘B’.

La calificación en general se vio influenciada por la magnitud de la inestabilidad política en Costa Rica y la fuerte carga de la deuda, así como por el bloqueo institucional y la ausencia de una reforma fiscal sustantiva.

Un alivio en la rigidez política, una estabilización de la deuda, y el mayor crecimiento económico permitirían desencadenar una calificación positiva para el país en un futuro, dice el comentario de Fitch, que prevé que el crecimiento de Estados Unidos y los continuos bajos precios del petróleo apoyarán el crecimiento económico en Costa Rica en el periodo 2017-2018.
 

Lo que Fitch dijo

Costa Rica ya no se coloca dentro del rango de los países con relativamente bajo riesgo de inversión, tras la rebaja ayer de la calificación de BB de parte de Fitch Ratings.

Lo que sigue es una traducción resumida del informe de la calificadora:

Fitch Ratings ayer rebajó la calificación de inversión a largo plazo en el Estado costarricense a BB con perspectiva Estable, desde BB + con perspectiva Negativa.

La calificación de riesgo a corto plazo se mantiene en ‘B’.

El deterioro de la deuda de Costa Rica se debe más que todo al alto déficit fiscal, producto de un bloqueo institucional que impide el avance de las reformas necesarias.

El déficit del Gobierno central de Costa Rica ha crecido en los últimos cinco años, alcanzando el 5,7% del PIB en 2015.

A pesar de la mejora estimada del 0,6% del PIB en 2016, se espera que el déficit fiscal aumente durante los próximos dos años como resultado de una mayor carga de la deuda y de rigidez en los gastos.

La perspectiva Estable refleja el arduo crecimiento de Costa Rica y la flexibilidad de financiamiento en el mercado local.

Una base de exportación dinámica y diversificada y un sector turístico vibrante han sustentado el sólido desempeño económico de Costa Rica, con un crecimiento estimado del PIB del 4,2% en 2016.

Además, la caída en el precio del petróleo y el dinamismo de los ingresos por exportaciones y turismo han contribuido a mejorar las finanzas externas de Costa Rica, con un déficit en cuenta corriente que se estima en un 3,5% del PIB en 2016, de un 4,5% en 2015.

La calificación BB está respaldada por indicadores estructurales que son fuertes con respecto a sus pares, incluyendo altos niveles de ingreso per cápita, desarrollo social y normas de gobierno.

Las calificaciones también están respaldadas por el exitoso modelo económico del país centrado en el servicio de alto valor agregado y las actividades de manufactura, que apoya el crecimiento robusto y las entradas de inversión extranjera directa.

El Modelo de Calificación Soberana (SRM, por sus siglas en ingles) patentado de Fitch asigna a Costa Rica un puntaje equivalente a una calificación de ‘BBB +’ en su escala.

El SRM emplea 18 variables basadas en promedios de tres años, incluyendo un año de pronósticos, para producir una puntuación.

De acuerdo con sus criterios de calificación, Fitch decidió ajustar la calificación indicada por el SRM arriba del rango máximo habitual de +/- 3 puntos debido a la magnitud de la inestabilidad política de Costa Rica y la fuerte carga de la deuda.

Fitch ajusta la calificación del SRM tomando en cuenta su marco para contemplar factores que no son totalmente cuantificables o que no se reflejan completamente en el SRM.

Este marco rebajó dos puntos en la variable estructural para reflejar un largo historial de bloqueo institucional.

Así mismo se rebajaron otros dos puntos adicionales en la variable fiscal, para mostrar la expectativa de que la deuda seguirá aumentando a mediano y largo plazo en ausencia de una reforma fiscal más sustantiva.

Existen factores de riesgo, individual o colectivamente, que podrían desencadenar una acción positiva de calificación:

Uno de ellos sería un alivio del bloqueo político que facilite una implementación de reformas tributarias significativas.

Así mismo, una estabilización de la deuda a través de una estrategia de consolidación fiscal y mayor crecimiento que mejore la dinámica de la deuda fiscal y gubernamental ayudaría a un ascenso de la calificación.

Los desarrollos futuros que podrían, individual o colectivamente, resultar en una acción de calificación negativa incluyen un mayor deterioro de la dinámica de la deuda, evidencia de restricciones financieras soberanas y un detrimento en las perspectivas de inversión extranjera y de crecimiento.

Fitch asume que en ausencia de autorización de una emisión de eurobonos, Costa Rica podrá cubrir sus necesidades de financiamiento de alto déficit en 2017-2018 dependiendo del mercado local y/o fuentes alternativas de financiamiento externo.

Fitch prevé que el crecimiento de Estados Unidos y los continuos bajos precios del petróleo apoyarán el crecimiento económico en Costa Rica en 2017-2018.

201701191835070.530-rec.jpg

 


¿QUÉ ES FITCH?


Fitch Ratings es una agencia internacional que realiza las calificaciones de riesgo soberano, así como de grandes empresas, a nivel mundial. Junto con Moody's y Standard & Poor's , Fitch es una de las tres llamadas NRSRO (Nationally Recognized Statistical Rating Organizations).

CEO Paul Taylor

Sedes Nueva York y Londres

Ingresos $1.170 millones *

Empleados 2 mil **

Fundación 1914

Fuente: fitchratings.com, fimalac.com * 2015 ** aproximadamente


DE CUIDADO


La falta de acción para resolver el tema fiscal trae estas consecuencias, y otras para la economía nacional, así lo ven los expertos.

Edna Camacho

Presidenta
Academia de Centroamérica

Esta rebaja en la calificación refleja los riesgos que acumula la economía costarricense por el aumento de la deuda pública y principalmente refleja el reconocimiento de Fitch de que no ve posible que se tomen medidas en la Asamblea Legislativa que corrijan la situación.
Este mayor riesgo no tardará en reflejarse en mayores tasas de interés a pesar de la intención del Gobierno de continuar colocando sus bonos en las instituciones públicas a las tasas de interés actuales. Estas instituciones, como inversionistas, difícilmente pueden aceptar rendimientos que no reflejen adecuadamente los riesgos de sus inversiones en bonos del Gobierno.

Helio Fallas

Ministro
Ministerio de Hacienda

Hemos hecho múltiples esfuerzos para evitar la baja en la calificación. Si bien hemos insistido en la importancia de aprovechar la coyuntura internacional favorable y en mantener continua comunicación con las calificadoras sobre los avances y resultados obtenidos, la evaluación de Fitch ratifica una vez más, tal y como lo hemos expresado en otras oportunidades, que las medidas administrativas son insuficientes y que es urgente contar con nuevas leyes para fortalecer el sistema tributario de nuestro país.

Luis Diego Herrera

Economista
Grupo Financiero Acobo

Este cambio genera una percepción de mayor riesgo país, lo que llevará a los inversionistas a demandar una tasa de interés mayor para colocar recursos en el país, presionando las tasas de interés al alza. Esta modificación cambia la percepción de los inversionistas acerca del riesgo país y encarece el costo de financiamiento.
Es fundamental dar una solución sostenible a la situación fiscal del país, reducir el faltante del Gobierno central y modificar la tendencia de la deuda como porcentaje del PIB.

Vidal Villalobos

Gerente de Estudios Económicos
Prival Bank

Es interesante revisar el documento y darse cuenta de que el modelo de riesgo soberano de Fitch resulta en una calificación de BBB+ usando las 18 variables macroeconómicas para Costa Rica.
Entonces, por los resultados de la economía real, por ejemplo exportaciones y turismo, estabilidad en la inflación, baja en tasas de interés, deberíamos tener más bien una mejora de la calificación hasta grado de inversión.
Pero Fitch castiga al país (más de lo normal indican ellos mismos), dos escalones, por el tema de la Asamblea Legislativa y otros dos más por la perspectiva fiscal.

 


Ver comentarios