Enviar

CÓDIGO VERDE

Internet y su nube contaminante de efecto invernadero

Greenpeace alerta de que la expansión de lo “online” no es gratuita, al menos en términos medioambientales

201307260000030.cod.jpg
Las energías renovables y un uso más eficiente de los centros de datos se ha convertido en una necesidad del sector tecnológico para frenar la contaminación que genera la nube.
La infraestructura que sustenta la red demanda un 2% de la electricidad consumida en el planeta, según un estudio de la Universidad de Berkeley, y la organización ecologista Greenpeace alerta que la expansión de lo “online” no es gratuita, al menos en términos medioambientales.
En su informe de 2012 “¿Cómo de limpia es tu nube?”, Greenpeace indicó que Apple obtiene más de un 55% de la energía que utiliza de combustibles fósiles, porcentaje que duplica el de Google (28%) y es notablemente superior al de Microsoft y Facebook (39%).
La sospecha de que Apple estaba jugando sucio hizo que sus ejecutivos respondieran de forma tajante a los ecologistas, a los que acusaron de ser poco rigurosos con su investigación al tiempo que insistieron en que su centro de datos de Oregón funciona únicamente con energía renovable.
La conciencia medioambiental está presente en la responsabilidad social de las grandes empresas de Silicon Valley. Recientemente Google y Facebook anunciaron sendos centros de datos sostenibles, ambos en el norte de Europa.
201307260000030.codd.jpg
La empresa del buscador de Internet y el sistema operativo Android se comprometió a financiar la construcción de una planta de energía eólica en Suecia cuya producción irá destinada a permitir el funcionamiento de un centro de datos de Google en Finlandia.
En Suecia, Facebook estrenó en junio “uno de los centros de datos más eficientes y sostenibles del mundo”, según publicó en un comunicado.

 

Los Ángeles / EFE

Ver comentarios