Insaciable monarca
Sebastian Vettel con su mano, marca el número de títulos conquistados en la Fórmula Uno. Manan Vatsyayana/AFP-La República
Enviar

Insaciable monarca

Vettel se proclamó tetracampeón de Fórmula Uno

Sin apelaciones y con total dominio, de esta forma el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) se dejó el Gran Premio de India con lo que amarró su cuarto título al hilo en el Mundial de Fórmula Uno a falta de tres fechas, y da muestras de que es un nombre para enmarcar entre los más grandes en la historia de este deporte.

201310272308250.a22.jpg
El germano, que partía con neumáticos blandos y enseguida cambió al compuesto medio, se hizo con el liderato definitivo de la carrera tras un tercio de la misma, y quedó muy por delante del Mercedes de su compatriota Nico Rosberg y el Lotus del francés Romain Grosjean, segundo y tercero respectivamente.

Atrás, con muchos problemas, quedó Fernando Alonso. Un choque en la primera curva con otros dos autos le obligó a detenerse para cambiar el alerón delantero, esto le condenó a quedarse en el segundo lote de pilotos sin sumar un punto siquiera; entró onceavo dejando sin oposición alguna la corona a Vettel.
Otra con poca suerte, fue el australiano Mark Webber quien debió retirarse de la ruta por problemas en la caja de cambios. La tirante relación entre los pilotos de Red Bull cerró con éxito para la escudería en el aspecto deportivo, pero en el humano luce insalvable en el último año de Webber con los austriacos.
Con el triunfo obtenido, el piloto de Heppenheim se convierte en el tercer piloto en la historia de la Fórmula Uno en ligar cuatro títulos, proeza solo conseguida antes por su compatriota Michael Schumacher con siete cetros y el argentino Juan Manuel Fangio con cinco.
“Es uno de los mejores días en mi vida hasta ahora. (...) Si miramos los números y estadísticas que hemos hecho en los últimos cuatro años es increíble”, indicó un Vettel que tomando en cuenta sus 26 años, se predice que siga cosechando éxitos en el futuro. Para citar un ejemplo, Schumacher fue tetracampeón hasta los 32.
El Pequeño Kaiser sin embargo, empieza a moldear la historia a su modo. Es el primero que desde su título de debut como campeón, lo sostiene por los tres años consecutivos, para sumar así sus cuatro coronas.

Sergio Alvarado y EFE
[email protected]

@La_Republica


Ver comentarios