Logo La República

Viernes, 20 de septiembre de 2019



NACIONALES


El año pasado hubo una caída de ¢21.500 en promedio

Ingresos de costarricenses tienen casi tres años de no aumentar

Nuevos impuestos serían otro golpe

Brandon Flores [email protected] | Martes 09 abril, 2019

Corrales
"Nos espera un año complicado, con bajo crecimiento e incluso despidos", dijo Gerardo Corrales, economista independiente. Archivo/La República


El estancamiento de los ingresos de los costarricense podría recrudecerse en julio, una vez que empiecen a regir los nuevos impuestos que trae la reforma fiscal.

Lea más: “Nos esperan años difíciles con poco crecimiento y despidos”: Gerardo Corrales

Eso se sumaría a casi tres años durante los cuales el ingreso promedio está estancado debido en un aumento en la informalidad de los empleos, menos horas laboradas y un alto nivel de endeudamiento personal.

Incluso para finales del año anterior, se presentó una caída promedio de casi un 5% en el ingreso de los trabajadores, es decir, aproximadamente ¢21.500, lo cuál provocó pérdida del poder adquisitivo en todos los niveles, según la Universidad Nacional.

Lea más: Hogares costarricenses consumieron menos en 2018

Desde mediados de 2016 no se ve un aumento en las entradas de dinero de los asalariados.


Caída de ingresos fue generalizada


En promedio, los costarricenses el año pasado sufrieron una disminución de ¢21.500 promedio en el ingreso disponible, con la afectación en todos los niveles de empleo, según su nivel de preparación (datos en porcentaje de caída de los ingresos, según la Universidad Nacional)

Preparación Caída
Alta 3,5
Media 7,4
Baja 1,6


Caída constante


En los últimos años, la tendencia ha sido que los ingresos de los trabajadores caigan (datos en miles de colones al cierre de cada año según INEC).


Preocupación


La llegada de los nuevos impuestos y la poca generación de empleos preocupa a analistas, sobre todo porque hará más lenta la recuperación económica.

Gerardo Corrales

Economista
Independiente


El Banco Central ya confirmó en su plan macroeconómico que para este y el próximo año habrá una desaceleración en el consumo y en general sobre la economía; esa recesión es también la responsable de que se generen pocos empleos o los que se están generando no son bien remunerados.

Roxana Morales

Economista
Universidad Nacional


El panorama no es alentador en términos generales, más con la llegada de los nuevos impuestos a partir de julio, porque las personas se verán obligadas a buscar más opciones para ganar dinero, aunque signifique caer en la informalidad. Al tener una tasa de desempleo tan alta, actualmente del 12%, provocaría que las personas acepten una oportunidad de trabajo, aunque la paga sea menor al salario mínimo y busquen completar sus ingresos con actividades no reguladas.

Daniel Suchar

Analista Financiero
Universidad Latina


Los ingresos están reflejando una situación de descenso debido a múltiples factores. El primero es una cifra referencial de inflación que no impacta sustancialmente una subida en el salario mínimo. Segundo, los empresarios están optimizando sus estructuras de negocios, contando con recursos cada vez más limitados. Y tercero, cada vez vemos una mayor competitividad en los puestos de trabajo y cada día la población debe estar más preparada para poder obtener un salario mayor.


NOTAS RELACIONADAS


No más impuestos

Más impuesto, no es la solución

Domingo 03 marzo, 2019

La semana pasada el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que para adelantar el proceso de r...






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.