Infractores pagaron ¢215 millones por acarreo y custodia de vehículos decomisados
Foto cortesía MOPT/La República.
Enviar

Los infractores de la Ley de Tránsito han pagado unos ¢215 millones por acarreo y custodia de vehículos decomisados, desde el 19 de agosto del 2015 al 28 de febrero del 2017.

En total, han cancelado ¢69 millones por el acarreo o traslado del vehículo a los planteles del Ministerio de Obras Públicas y Transportes y del Consejo de Seguridad Vial, también unos ¢146 millones por el tiempo que esos automotores permanecieron en custodia.

Desde hace 19 meses entró en vigencia el Decreto Ejecutivo que obliga a quienes cometan faltas a la Ley de Tránsito, que ameriten el decomiso del vehículo, a pagar por el traslado del automotor en grúa y el tiempo que permanezca confiscado.

Los cobros son razonables y válidos, en tanto la Administración Pública no solo debe custodiar el vehículo sino responder por eventuales daños que pudieran sufrir mientras se encuentra decomisado el automotor y permiten atender los gastos asociados a ese servicio, según el Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

Estos dineros son utilizados por el Consejo de Seguridad Vial para soportar el servicio de custodia de los automotores y los remantes para apoyar la labor de la Policía de Tránsito, así como las labores de la Dirección General de Educación Vial y de la Dirección General de Ingeniería de Tránsito.

Asimismo, los fondos se destinan a importantes labores como las campañas en materia de seguridad vial que realiza la institución.

El pasado 27 de enero entró a regir un aumento en el costo del acarreo y custodia. Así, en el primer caso, se pasó de ¢5.347 por los primeros seis kilómetros a ¢6.121 y el kilómetro adicional pasó de ¢819 a ¢1.020. Por otro lado, la custodia se incrementó de ¢3.484 a ¢3.655, una diferencia de ¢170.

 

Ver comentarios