Enviar
Informe descarta relación indebida entre Obama y Blagojevich

Gobernador de Illinois está acusado de corrupción


Washington
EFE

Un informe interno revela varias conversaciones entre uno de los asesores del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, y el gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, acusado de corrupción, aunque asegura que no hubo contactos indebidos.
El equipo de transición del futuro mandatario difundió ayer el esperado informe, elaborado por el asesor legal de Obama, Greg Craig, y que el presidente electo ordenó tras la detención de Blagojevich, el día 9, acusado de querer lucrarse en la adjudicación del escaño que Obama ha dejado libre tras su victoria en las elecciones.
El memorándum, de cinco páginas, subraya que Obama personalmente no trató con el gobernador ni nadie en su oficina, aunque sí dio por sentado que se transmitiría a Blagojevich, para que los tuviera en cuenta junto a otros posibles candidatos, los nombres de una serie de personas que consideraba capacitadas para el cargo.
El encargado de transmitir esa lista fue el jefe de gabinete de Obama, Rahm Emanuel.
Emanuel, según el informe del asesor legal, fue el único miembro del equipo de Obama que tuvo contacto con la oficina de Blagojevich.
El jefe de gabinete de Obama habló con el gobernador entre el 6 y el 8 de noviembre, con quien mantuvo una “breve discusión” sobre el escaño en el Senado y “los méritos de algunas personas que el gobernador podría tener en cuenta” para el cargo.
Inicialmente, y sin el conocimiento de Obama, Emanuel adelantó el nombre de Valerie Jarrett, una buena amiga del presidente electo y que pasará a ser su asesora en la Casa Blanca, “porque sabía que ella estaba interesada en el escaño”.
Emanuel, asegura el informe, adelantó ese nombre “antes de enterarse, en conversaciones con el presidente electo, de que el presidente electo había descartado comunicar una preferencia por alguno de los candidatos”.
Obama, subraya, “creía apropiado proporcionar uno de los nombres de una serie de candidatos para ser considerados, junto con otros, y que tenían las cualificaciones para ocupar el asiento y resultar reelegidos en subsiguientes comicios”.
La semana siguiente, Emanuel supo que Jarrett había optado por aceptar un puesto de asesora en la Casa Blanca.
En sus conversaciones, “Emanuel y el gobernador no trataron sobre un cargo en el Gabinete, una organización no gubernamental, una posición en el sector privado para el gobernador o ningún otro beneficio personal para el gobernador”, agrega el informe de Craig.
Según grabaciones de conversaciones del gobernador efectuadas por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Blagojevich quería, a cambio de asignar el cargo, recibir una plaza en el Gobierno de Obama o que se le pusiera al frente de una organización no gubernamental con un pingüe sueldo, entre otras posibilidades.
El informe indica también que Emanuel trató en cuatro ocasiones con el jefe de Gabinete de Blagojevich, John Harris -también acusado de corrupción-, en conversaciones en los que se abordaron “los méritos de candidatos potenciales y el beneficio estratégico que cada uno de ellos aportaría al escaño”.
Después de que Jarrett se descartara, Emanuel dio a Harris otros cuatro nombres, a los que en conversaciones posteriores se sumaron otros dos.
En ningún momento, según el informe, en las conversaciones acerca del escaño entre Obama y sus asesores, o entre los propios funcionarios, “se mencionó que el gobernador o su personal intentara lograr un beneficio personal a cambio de nombrar al ocupante del escaño”.
Según afirmó Craig en una teleconferencia, las conversaciones fueron “completamente inocentes y completamente apropiadas”.
“Nadie tenía conocimiento de lo que corría por la mente del gobernador Blagojevich en esos momentos, de sus intenciones, y todos lo supimos al mismo tiempo que el público estadounidense”, cuando el FBI detuvo al gobernador hace dos semanas, agregó.
Blagojevich asegura que no ha hecho nada malo y ha rechazado los llamamientos para que dimita, entre ellos los del propio Obama.
El informe hecho público ayer estaba listo, según reveló Craig, desde el pasado día 15, pero se retrasó su publicación a pedido de la Fiscalía.
El fiscal encargado del caso, Patrick Fitzgerald, confirmó que Obama no está implicado.
Ver comentarios