Inflación de 2017 cerró en 2,6%
Enviar

En el lapso enero-setiembre de 2017 la inflación, medida por la variación interanual del Índice de precios al consumidor (IPC), se ubicó por debajo del límite inferior del rango objetivo de la programación macroeconómica (3% ± 1 p.p.), mientras que en el último trimestre retornó a ese rango ubicándose en 2,6%.

Con respecto al término de 2016, la inflación mostró una aceleración, que respondió a la recuperación en el precio de las materias primas, a la depreciación del colón y a la evolución de sus determinantes macroeconómicos, de acuerdo con datos del Banco Central.

El comportamiento de la inflación fue congruente con lo previsto en el Informe de Inflación de diciembre de 2016, así como en el Programa Macroeconómico 2017-2018 y su revisión de julio 2017.

A los elementos anteriores se sumó la presión al alza en el tipo de cambio en los primeros cinco meses de 2017 (sobre todo en mayo, cuando llegó a registrar una variación interanual de 10,2%), luego de la relativa estabilidad observada en este macro precio en 2015 y 2016, cuando acumuló una variación de -0,8% y 3,5% respectivamente.

La mejora en la actividad económica mundial, aunada a la reducción de la oferta de petróleo, dio lugar a un aumento en el precio de las materias primas7, que se manifestó en una aceleración moderada de la inflación mundial y, por tanto, una mayor presión del componente importado sobre la inflación local.

Se estima que para 2018 y 2019, esta variación tenga cifras similares, las cuales están contempladas en el rango meta del BCCR.
 


Ver comentarios