Enviar
Educación, alimentos y bebidas fueron los que más golpearon el bolsillo de los costarricenses en febrero
Inflación acumulada llegó al 1,85%

• Indice del mes es el segundo más alto desde 2003

Wilmer Murillo
[email protected]


La inflación medida por el índice de precios al consumidor (IPC) correspondiente a febrero representó una variación del 1,11% con respecto a enero. Esta cifra es superior al 0,35% registrado durante el mismo mes de 2007.
En el bimestre, el índice acumulado llegó al 1,85%, lo que representa la cuarta cifra más alta desde 2003 en el mismo periodo.
Por su parte, la variación interanual (marzo 2007 a febrero de 2008) sumó 11,4%, la cual es la quinta más elevada de los últimos diez años para el mismo lapso, señaló ayer un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Inec).
El costo de alimentos y bebidas no alcohólicas, comidas y bebidas fuera del hogar y la educación fueron los sectores que tuvieron una mayor incidencia negativa en el bolsillo de los costarricenses.
Mitigaron la inflación la baja en el precio de hortalizas como la cebolla, chile dulce, vainica, sandía, y huevos.
El Indice de Precios al Consumidor se mide con base en una canasta de consumo compuesta por 292 bienes y servicios, de los cuales el 66% aumentó de precio en enero respecto a diciembre, el 27% presentó una disminución y el restante 7% permaneció sin variación.
Este año la meta de inflación establecida por el Banco Central es de un 8%. Tratando de que el alza de los precios internacionales de los alimentos y del petróleo no le vuelva a jugar una mala pasada, el Banco Central decidió modificar su meta de inflación este año y estableció una especie de margen de error de un 1% hacia arriba o hacia abajo de la meta.
No obstante, algunos sectores ya se muestran pesimistas de que se cumpla la meta y sus expectativas son que la inflación se ubique en más del 9,5%.
A criterio de analistas, la causa principal para calcular esa inflación es porque se prevé que el país continuará recibiendo un importante ingreso de inversiones inmobiliarias este año, lo que hará que sigan sobrando divisas.
Otra fuente de ingresos es el turismo y la inversión extranjera directa. Debido a la desaceleración en Estados Unidos, los analistas creen que los turistas preferirán sitios cercanos y conocidos como Costa Rica en vez de viajar a zonas más lejanas.
Por otra parte esta inflación más alta tiene varias consecuencias negativas. Entre otras cosas provoca un mayor empobrecimiento de la población, dado que los bienes son cada vez caros.
También hace que en algunos casos las tasas de interés en colones que pagan los bancos por los ahorros sean negativas.
Los recortes de intereses de la Reserva Federal de Estados Unidos, que podrían continuar, y de las tasas a un día en Costa Rica, autorizado por el Banco Central (2,75%), estimularán el consumo y se traducirán en más inflación a juicio de algunos expertos.
“Desde la segunda parte del año pasado, la inflación interna se ha acelerado sustancialmente, debido a dos factores que han contribuido en forma importante al repunte”, dijo Eric Vargas, director de estrategia de Aldesa.

El primero, dijo el experto, es de carácter externo, “en los mercados internacionales los precios de las materias primas y de los productos básicos alimentarios se han incrementado considerablemente”.
El fuerte crecimiento en los precios de las materias primas a escala global se ha reflejado en presiones inflacionarias crecientes en las economías avanzadas.
Así, el Indice de Precios al Productor Industrial de Estados Unidos se ubicó en un 7,4% en febrero, la tasa más alta desde 1981, en tanto que el Indice de Precios al Consumidor registró un alza del 4,3%.
Estas cifras influyen en el nivel de precios de economías como la costarricense, debido a su efecto directo sobre los precios de los bienes transables e indirecto sobre los componentes de la canasta de consumo empleada en el cálculo del IPC local, señaló.
El segundo de los factores que explican el repunte en el IPC es de carácter interno y está relacionado con el dinamismo de la demanda interna como consecuencia del bajo nivel en las tasas de interés”, concluyó Vargas.


Ver comentarios