Enviar
Indicadores de fondos de inversión
Riesgo y asignación de cartera

En términos de los plazos para una inversión, es bien conocido que la asignación de obligaciones a largo plazo es más riesgosa para el inversionista. Lo contrario sucede cuando los plazos se acortan y se invierte en bonos, letras del Tesoro de Estados Unidos o fondos de inversión de liquidez, asociados al mercado de dinero.
Las inversiones con mayor riesgo ofrecen rentabilidades medias más altas. En ese sentido, el inversionista trata de construir, de acuerdo con su grado de aversión al riego, carteras cuya diversificación compense rentabilidad con seguridad. Para ello adquiere diferentes clases de valores, entre los cuales se encuentran desde los bonos y letras del Tesoro, hasta las acciones de las empresas que cotizan en los principales mercados bursátiles internacionales y, últimamente, valores provenientes del sector energía, alimentos y minerales preciosos. Estos principios son los que fundamentan lo que se conoce como teoría de cartera, y constituye la lógica para diseñar un fondos de inversión atractivo.
En materia de asignación de activos, la forma más directa de controlar el riesgo de una cartera es mediante su fraccionamiento, donde bonos y obligaciones del Tesoro compensen los valores más riesgosos y con mayor grado de rentabilidad. Ello conlleva a un proceso electivo que requiere el estudio de la diversa gama de activos financieros que ofrecen los mercados bursátiles.
Es criterio común para la mayor parte de los profesionales dedicados a las inversiones, considerar que la escogencia de los activos es la parte más importante al momento de elaborar una cartera. En palabras de John Bogle, ex presidente del Grupo de Compañías Inversoras Vanguard: “La decisión más importante para la inversión es la asignación de los activos. ¿Cuántas acciones tiene? ¿Cuántas obligaciones tiene? ¿Cuántas reservas de efectivo tiene?… Esa decisión explica un increíble 94% de las diferencias en rentabilidades totales conseguidas por los fondos de pensiones norteamericanos.... No hay razón para creer que la misma relación no sea también cierta para los inversores individuales”.

Juan Carlos Pérez Herra
[email protected]
Ver comentarios