INA impulsará programas en favor de la demanda laboral
Enviar

Para robustecer su relación con la demanda de empleo, el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) ajustará su oferta, concentrándose en programas de inglés, carreras técnicas y formación dual, mientras que el sector productivo jugará un papel preponderante en la planificación de los programas.

Las carreras que se reforzarán poseen niveles de inserción laboral de hasta un 90% para sus egresados.

Estas pertenecen a las tecnologías de la información y mecatrónica, así como a turismo donde se concentrarán en formaciones en gastronomía, mixología y barismo.



Entre tanto, el inglés no se verá como una carrera distinta, sino que se integrará para que sus egresados se gradúen con dominio del idioma.

De esta manera se contará con talento humano para las empresas atraídas por la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), que generan unos 7 mil nuevos puestos de trabajo anuales.

También se enfocarán en asesorías técnicas, ya que el sector productivo argumenta estar insatisfecho en esta necesidad.

“Las mismas empresas están asegurándonos que una asesoría técnica responde exactamente a la necesidad del mercado. Desde una microempresa que tiene tomates y que necesita resolver un tema de una plaga, hasta una más grande que quiera capacitación para su personal en temas de gestión empresarial, le podemos ofrecer una asesoría técnica”, dijo Andrés Valenciano, presidente ejecutivo del INA.

Hoy el 60% de los egresados del INA está desempleado, según datos del Instituto.

 


Se necesitan trabajadores


El top diez con mayor demanda lo componen en su mayoría carreras técnicas o ingenierías, todas con dominio de un segundo idioma.


¿Qué es el INA?


El Instituto Nacional de Aprendizaje es una entidad creada por ley en 1965, su principal tarea es promover y desarrollar la capacitación y formación profesional para mejorar la calidad de vida.


Capacidad de adaptarse


Los generadores de empleo coinciden en que el gran reto del INA es lograr adaptarse a las necesidades del mercado.

Vanessa Gibson

Gerente de Clima de Inversión
Cinde

La robotización y automatización a nivel global abren un nuevo paradigma para la educación costarricense.
La llamada cuarta revolución industrial a nivel mundial plantea una serie de retos para las futuras generaciones de lo que encontrarán en el mercado laboral, las habilidades profesionales y blandas que deberán tener para encajar en la nueva economía.
En el país los profesionales técnicos o universitarios formados en carreras de mayor demanda (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática conocidas como carreras STEM, en inglés) y con perfil multilingüe son los que tienen mayores oportunidades de encontrar un puesto laboral en empresas multinacionales, ya sea en el campo de ciencias de la vida, servicios corporativos, manufactura avanzada o liviana.

María del Mar Munguía

Coordinadora
GAN Costa Rica

El INA enfrenta el reto de darle lugar a la innovación, formar trabajadores capaces de adaptarse a las tecnologías existentes y futuras, para acercar de esta forma el capital humano a las necesidades de las empresas.
Es decir, buscar la forma de ser más flexible respecto a poder cambiar los cursos que ofrece de acuerdo con lo que pide el sector empleador.
El mayor reto que enfrenta es seguir siendo competitiva como institución, para eso debe acreditar sus cursos de una manera más rápida. Además, debe incluir más formación práctica para dar a los estudiantes, a través de pasantías, la experiencia que las empresas demandan.
De lo contrario corre el riesgo que se opte por educación no formal pero capaz de adaptarse a la velocidad del mercado laboral.

Gonzalo Delgado

Presidente
Uccaep

Deben revisarse no solo las áreas de capacitación sino también los métodos y plazos, ya que el proceso puede no estar ajustado a las necesidades reales o que, cuando el estudiante egresa, la realidad sea otra.
Todo sin dejar de lado una revisión meticulosa del costo que implica la formación de cada persona egresada y que no trabaja en lo que se especializó.
La prospección laboral es uno de los retos del INA y de todo el aparato educativo costarricense.
Como país debemos avanzar en la definición de modelos que permitan hacer prospección laboral, tratando así de anticipar la demanda de talento humano.

Jorge Vargas

Director
Estado de la Nación

La formación de técnicos medios y superiores debería ser una prioridad para el INA, hoy volcado a la graduación de trabajadores calificados.
El principal reto que tiene la institución es la formación para el emprendedurismo y la innovación, de manera tal que la gente pueda utilizar su formación técnica como punto de partida para aplicarla a iniciativas.
Además, el INA no está aprovechando adecuadamente el fondeo que recibe (más de $200 millones anuales), tiene superávits y capacidad ociosa.

 



Ver comentarios