Impsa de Argentina busca acuerdo para reestructurar deuda
Foto Bloomberg
Enviar

Impsa, el mayor productor de turbinas hidroeléctricas de Argentina, está instando a sus acreedores a que conserven $1.100 millones de su deuda impaga para aceptar su oferta mejorada de reestructuración antes del viernes, de acuerdo con tres personas con conocimiento de la situación.

La compañía, la cual ha estado en impago desde septiembre de 2014, está pujando en una subasta para agrandar Yacireta, la presa hidroeléctrica más grande de Argentina operada en conjunto con Paraguay, así como otros proyectos, dijeron dos personas.

Obtener el soporte necesario para este acuerdo le permitirá a Impsa evitar las demandas de otros acreedores para declarar a la compañía en quiebra de inmediato, dijeron dos personas, quienes pidieron no ser identificadas por tratarse de conversaciones privadas.

MBA Lazard, asesor financiero para una mayoría sustancial de los acreedores que poseen los bonos impagos, está juntando las últimas firmas para obtener el apoyo requerido de los acreedores del 50% antes de la fecha límite del viernes, para, posteriormente, buscar un soporte del 66% para presentar, junto con la compañía con sede en Mendoza, un acuerdo extrajudicial.

Bajo la oferta de reestructuración, 65% de la propiedad de la compañía será transferida a sus acreedores, quienes también obtendrán una nueva deuda. Los acreedores también obtendrán un mandato de venta no revocable por el 100% de la compañía que se dará a un asesor financiero.

De acuerdo con la ley argentina, una compañía necesita la aprobación de acreedores que poseen el 66% de su deuda y el 50% del número de prestamistas. La aprobación de la corte obliga a los demás acreedores a la oferta.

Impsa autorizó a seis funcionarios para que firmaran un acuerdo con la mayoría de los acreedores y presentaran un acuerdo extrajudicial a un juez argentino para su aprobación, de acuerdo con expediente del 29 de agosto.

Después de haber mejorado su oferta de reestructuración en julio, Impsa obtuvo el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo.
 


Ver comentarios