Logo La República

Jueves, 25 de abril de 2019



NOTA DE TANO


Impresiona poder ofensivo de la UCR

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 24 enero, 2019

Johan Condega comparte liderato de goleo con Róger Rojas.

El poder ofensivo de la Universidad de Costa Rica en las tres primeras fechas del Clausura ha sido impresionante. Los celestes prácticamente suman un soberbio promedio de cuatro goles por juego, lujo que se dan pocos equipos en el mundo.

Pero, a pesar de este arranque prodigioso, los estudiantes han topado con un enorme dilema, que consiste en que sus presas más cercanas en el afán de atraparlas y hundirlas en la zona de descenso, también han arrancado el certamen con notable éxito.

Cuando terminó el Apertura, la UCR estaba a diez puntos de Limón; hoy, “La Tromba” les lleva 12 puntos, difíciles de predecir, dado que el calendario puso a Limón a jugar en el Saprissa en la primera fecha y recibir al campeón nacional, Herediano en la tercera jornada.

Lo que se presumía eran dos derrotas “presupuestadas” para las huestes de Marvin Solano, todo lo contrario, casi que se convierten en un par de victorias limonenses, pues Saprissa les empató en la “Saprihora” y el Team sí mordió el polvo en el Juan Gobán.

Para peores males de la “U”, Limón también derrotó al Santos en el clásico del Caribe y atrapó la cima de la clasificación.

También Guadalupe decide derrotar al Saprissa e igual se despega 12 puntos de la Academia, que ahora tiene en la mira a Carmelita, el equipo que está hundido en el sótano del Clausura y que en la clasificación general está a nueve unidades de los estudiantes.

Esta combinación de resultados, pero sobre todo la generosa cosecha de puntos de limonenses y guadalupanos, provocó el justo enojo del timonel celeste, Minor Díaz al término del juego que los estudiantes empataron 4-4 con Cartaginés.

En ese cotejo dramático, la UCR se sacudió de una desventaja de tres goles, les metió cuatro a los brumosos y pasaron arriba 4-3, pero en el epílogo, Néstor Monge con su ombligo les empató el partido 4-4. Ahí se les esfumaron a los celestes un par de puntos que eran vitales para acortar las distancias en la zona caliente del descenso.

Pero en todo caso, esos 11 goles que suma la Universidad en tres partidos, confirman un mensaje contundente del equipo, que va con todo para evitar el viaje a la segunda división.

La tripleta de ataque celeste formada por Johan Condega, Francisco Rodríguez y Johnny Woodly está moviendo redes a gusto y antojo, de manera y para que salga en verso, Carmelita deberá poner sus barbas en remojo.

[email protected]