Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



GLOBAL


Iberia potencia rutas a América Latina

| Viernes 12 octubre, 2007



Iberia potencia rutas a América Latina

Juan Pablo Rioseco
América Economía

Mientras más lejos, mejor para Iberia. La dura competencia que enfrenta la línea aérea en Europa occidental por las rutas de corto alcance la está haciendo huir de España, donde empresas de bajo costo como Sapanair, Easyjet y Ryanair acaparan cada vez más mercado. Su objetivo es mirar lejos. Más concretamente, a América Latina.
Hace cerca de un año comenzó a reforzar sus frecuencias a la región, sumando siete semanales a Brasil (totalizando 17) y tres a México (quedando con 14). Además, sustituyó los aviones Airbus A-340/300 por A-340/600 en las rutas a Argentina, Colombia, Ecuador, Uruguay, Guatemala, Panamá y Costa Rica.
La empresa está decidida a consolidarse como el líder en ese mercado. Su participación actual supera el 21%, mientras hace un año era cercana al 18%. Y ha dejado bastante lejos a su seguidor, Air France-KLM, que hoy tiene cerca del 18%.
“La expansión en América Latina está en crecimiento y nuestros ingresos en la región aumentarán 6% el próximo año”, dice Silvia Cairo, directora de Ventas Internacionales del Grupo Iberia. Y agrega que quieren consolidar a Madrid como el hub de distribución entre Europa y América Latina.
Las proyecciones lo justifican. Según Bobby Booth, presidente de AvGroup, en Miami, el tráfico aéreo entre el viejo continente y la región crecerá más del 15% este año y aun más en 2008. “Todo indica que es la zona de mayor crecimiento para las empresas europeas”, dice.
Además, la española está aprovechando el acuerdo de cielos abiertos entre Europa y Estados Unidos. A mediados de este año abrió cinco rutas directas a Boston y a Washington y aumentó las frecuencias a Nueva York, Chicago y Miami.
Como si fuera poco, quiere meter la nariz en Europa del Este, con vuelos a Praga y Varsovia (cinco frecuencias semanales) a partir de octubre, los que se suman a los viajes a Bucarest y San Petersburgo, inaugurados este año. La llegada a estos países le permite apoderarse de un nicho futuro: la conexión entre ambas zonas emergentes. “Europa del este nos va a ayudar a consolidar y reafirmar nuestro posicionamiento en América Latina”, dice Cairo.
El 42% de los ingresos de Iberia viene de la región. Y la proporción seguirá creciendo. “Ésa es nuestra apuesta; toda nuestra inversión la estamos haciendo en América Latina”, dice Cairo.
Y es que la compañía se siente cómoda en los vuelos largos: contrario a la tendencia, ha aumentado la calidad del servicio y puede darse el lujo de cobrar más caro. “Las líneas aéreas de bandera son las que tienen más capacidad de fijar precios”, dice Manuel Zayas, analista de la corredora española Fortis. “E Iberia está con niveles de ocupación muy altos respecto de su competencia”, dice.
Esta estrategia, sin embargo, implica dar la espalda al mercado interno, que empieza a saturarse. Mientras los ingresos de la compañía por vuelos de largo alcance crecieron en casi 8% en el segundo trimestre de este año, los que llegaron por los vuelos cortos aumentaron sólo 1,2%, y los de medio alcance cayeron 7,5%.
“En España están perdiendo terreno, porque ha habido muchas compañías que ofrecen vuelos muy baratos. Iberia lo está pasando bastante mal, y lo está tratando de compensar con América Latina”, agrega Iván San Félix, analista de Renta 4 en la capital española.
A eso se suman los efectos del alto precio del combustible, que, según los analistas, se están haciendo sentir en los resultados. En todo caso, todos coinciden en que se trata de una empresa eficiente.