Foto 1
En 2013, hubo 450 mil ataques de suplantación de identidad y las pérdidas que generaron alcanzaron un récord de $5.900 millones. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios