Logo La República

Martes, 21 de mayo de 2019



NACIONALES


Trabajadores en paro se arriesgarían a rebajo de salario y despido

Huelga es huelga y nadie podrá impedirla: sindicatos

PLN y PUSC defienden nueva lista de servicios públicos esenciales

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 26 abril, 2019

Huelgas
“Las huelgas son fenómenos sociales, nada las evitará cuando sean justas”, dijo Luis Chavarría de la Unión de Trabajadores de la Caja. Archivo/La República


Prohibir la huelga en los sectores de salud y de educación como lo desean los diputados en las próximas semanas no inquieta a los sindicatos, ya que a final de cuentas la huelga es huelga y nadie podrá impedirla, advierte Albino Vargas, secretario de Patria Justa.

Cuando se afecten los intereses de los trabajadores, habrá conflicto social, agregó Luis Chavarría, secretario de la unión de trabajadores de la Caja.

Lea más: Maestros no podrían irse a huelga

El proyecto que rechazan los funcionarios públicos define una nueva lista de servicios esenciales, los cuales no se podrían interrumpir bajo ninguna circunstancia.

Los trabadores que desafíen la medida sufrirían el rebajo de sus salarios e incluso serían despedidos, señalan los diputados que apoyan el plan.

Se trata de los sectores de salud, seguridad, comedores escolares, educación pública, suministro de combustibles y de agua, entre otros.

Lea más: Bloqueos en vías y violencia serían causales para declarar huelga ilegal

En lugar de la protesta, los diputados habilitarían el arbitraje obligatorio para que los conflictos laborales se resuelvan sin que se realicen huelgas.

El plan introduce la calificación de “servicios de trascendental importancia”, que serían los que sí podrían hacer huelga siempre y cuando se garantice un mínimo a través de un plan remedial que deberá ser aprobado por el Ministerio de Trabajo.

La propuesta de ley, apoyada por Liberación, el PUSC y otros partidos, surgió tras la huelga nacional en contra de los nuevos impuestos que se realizó el año pasado.


Opuestos


El sector sindicato criticó el avance del proyecto de ley que define una nueva lista de servicios esenciales.

Luis Chavarría

Secretario general
Undeca


Cuando la represión se profundiza para coartar la libertad de expresión para denunciar las cosas malas que hacen los gobiernos está demostrado en otros países que no hay censura que venga a limitar las acciones de los trabajadores.
Nuestras acciones se mantendrán cuando sean justas. La gente se irá convenciendo por sí misma, cuando avancen las leyes mordaza y represivas.

Roblin Apú

Secretario
APSE


La educación no es un servicio público esencial porque, si esta se interrumpe, no se pone en riesgo la vida de ninguna persona.
Pienso que la idea de los legisladores de incluir a este servicio en la lista es una acción visceral, que surge como consecuencia de la huelga del año pasado.
Lo que pretende el gobierno y los diputados es evitar que en el futuro el magisterio pueda irse a huelga y así impulsar una serie de cambios como la ley de empleo público.

Albino Vargas

Secretario
ANEP


La gente trabajadora asalariada del sector público defenderá su empleo, que es defender a su familia, ¡a cómo dé lugar! Si creen que meten miedo al prohibir las huelgas, verán que la defensa del pan estará por encima de la ley, máxime si esta es injusta. ¡Sigan jugando con fuego!


Límite a las protestas


Los servicios considerados “esenciales” no podrían irse a huelga y los “trascendentales” deberán garantizar un mínimo a través de un plan remedial.

Servicios públicos esenciales

  • Atención de emergencias
  • Acceso a la justicia
  • Atención de poblaciones vulnerables
  • Centros penitenciarios
  • Comedores escolares
  • Control de tráfico aéreo
  • Depósitos y retiros bancarios
  • Educación pública
  • Salud
  • Seguridad
  • Suministro de agua y combustible
  • Telecomunicaciones
  • Tránsito

Servicios trascendentales
  • Celebración de consultas populares en todas sus modalidades
  • Control migratorio y aduanero
  • Recolección de basura

.




NOTAS RELACIONADAS