Enviar
Energía por medio del agua ha recibido seis galardones por sus labores en pro de los recursos naturales
Hidroeléctricas encienden planes ambientales

• Unas 1.600 toneladas de basura se recolectaron de los embalses durante 2007
• Belén, Electriona, Brasil, Nuestro Amo y Cote desde ayer cuentan con un certificado que acredita su trabajo

Natasha Cambronero
[email protected]

El riguroso trabajo en tratar de conservar la energía eléctrica, la recolección de residuos de todo tipo y el cuido de los recursos hídricos y naturales han permitido a cinco plantas hidroeléctricas del país obtener un certificado de calidad por su labor de intentar conservar el ambiente.
Los cinco proyectos se encuentran en diferentes puntos alrededor del río Virilla, en donde desemboca la mayoría de ríos del área metropolitana y los cuales llevan toneladas de desechos.
Solo en 2007 en ellas se recogieron alrededor de 1.600 toneladas de basura, lo que permite minimizar los estragos que ocasionan.
Las plantas hidroeléctricas Belén, Electriona, Brasil, Nuestro Amo y Cote recibieron un certificado ayer por sus labores en pro del ambiente.
Además se le ratificó este mismo galardón a la Planta Daniel Gutiérrez. De igual forma, el Taller Anonos recibió una renovación por la calidad de su trabajo.
La reparación y moderniz
ación en las turbinas de las máquinas no solo ha permitido obtener este reconocimiento, sino que ha ayudado a realizar ventas a generadores privados, cooperativas eléctricas, empresas municipales y al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) mediante la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).
“En 2002 nos comprometimos a que todas nuestras plantas tuvieran este certificado y mediante una eficaz operación de las máquinas, la responsabilidad de los trabajadores y el liderazgo dentro de la empresa han hecho que hoy ya sean seis”, afirmó Pablo Cob, gerente general de la CNFL.
Por su parte, Pedro Pablo Quirós, presidente ejecutivo del ICE, agregó que “este reconocimiento no es solo para una institución, sino para cada una de las personas que laboran en ella”.
Por otra parte, la CNFL mantiene la intención de incentivar una cultura ambiental en la población escolar, en donde ya suma 41 centros educativos en los cuales brinda talleres que estimulan la conservación y protección de la naturaleza y el ambiente.
Simultáneamente, cuenta con 28 talleres donde informan sobre cambio climático y cómo puede afectar si no se es racional con el uso de los recursos.
El Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO) otorgó a la CNFL el certificado ISO 14.001 a las plantas hidroeléctricas por ser amigables con el ambiente y el ISO 9.001 al Taller Anonos por su calidad en el mantenimiento mecánico de las plantas.
La Compañía espera que para 2009 la planta de Río Segundo, la cual fue remodelada recientemente, se pueda incorporar entre las seis que ayer fueron galardonadas.
Ver comentarios