Logo La República

Martes, 2 de junio de 2020



MAGAZINE


Hernán Jiménez: “Todo es muy incierto, esa es una de las grandes lecciones de la cuarentena”

El director apuesta por proyectos con Netflix y estrenar su película en Costa Rica

Melissa González [email protected] | Viernes 22 mayo, 2020

Hernán Jiménez
Cortesía Luis Alvarado/La República


Tras el estreno de su más reciente película en diez ciudades de Estados Unidos y plataformas de streaming, el director costarricense Hernán Jiménez está centrado en nuevos proyectos.


Entrevista

La película se estrenó en Estados Unidos ¿Qué significó todo este proceso?

Fue una experiencia inolvidable, y a la vez, como siempre, una dosis enorme de humildad. No hay otra forma de verlo. Estrenar en un mercado así de grande, donde cuesta tanto visibilizar una película aún con actores de renombre es un acto de locura, pero fue profundamente hermoso también. Primero estrenamos en el Napa Valley Film Festival y luego comercialmente en diez ciudades de Norteamérica. Posteriormente se estrenó en plataformas de streaming, y ahora apuntamos a un estreno en Costa Rica, ojalá muy pronto.

Hernán Jiménez

Cortesía Hernán Jiménez

Todo está en pausa por la crisis, pero ¿Cuáles eran los planes con ese proyecto tras su estreno?

Pues yo siempre he dudado sobre cuánto quiera el público costarricense ver “Elsewhere”, dado que es en inglés y no es realmente una peli nacional, pero a mí en lo personal me ilusiona muchísimo estrenar allá. Efectivamente la fecha de estreno (que estaba para esta época) se atrasó, pero vamos a trabajar con Romaly para que suceda lo antes posible.

¿Cómo lo ha afectado la situación que vive el mundo, a nivel laboral y personal?

Toda la industria en Los Ángeles se detuvo por completo, y hasta la fecha no parece haber una salida pronta a la crisis. Estaba por dirigir una película acá que se pospuso, y habrá que ver cuándo se puede retomar. A nivel personal, como a muchos, la gravedad de la crisis me tomó un poco por sorpresa y quedé de este lado de la frontera. Pero bueno, acá tengo mi casa y he tratado de mantenerme ocupado.

Lea más: Hernán Jiménez trabaja en dos proyectos para Netflix

¿Qué podría decir que está aprendiendo de esta crisis?

Algunas cosas son nuevas lecciones, otras sólo confirmaciones: como que el mundo está dividido entre aquellos que siempre, siempre salen perdiendo y los que no tanto. Es duro ver cómo incluso en un país como Estados Unidos, que yo quiero tanto, son las minorías las que peor la están pasando, y cómo la crisis económica que se viene va a encrudecer esa realidad aún más.

Pero hay otros nuevos aprendizajes más luminosos, que se desprenden casi todos de La Madriguera, un espacio que me ha hecho reconectar — irónicamente desde California — con Costa Rica de una manera muy profunda, y me ha permitido no mirar tanto hacia adentro durante esta cuarentena, sino hacia afuera, hacia las historias, dificultades y belleza de los demás.

Lea más: “Entonces nosotros” ya llegó a Costa Rica

¿Cómo nació La Madriguera?

En realidad, la idea de un podcast es algo que viene de muy atrás. Así pasa, creo yo, con la mayoría de esfuerzos creativos. Comienzan en algún rincón de la imaginación y la intención, y luego te das cuenta de que las condiciones para que se materialicen nunca están realmente en tus manos. Sin un impasse así de drástico y sin una pandemia, La Madriguera jamás hubiera existido. Soy amante de los podcasts y de pronto me sentí un poco desprotegido por los que siempre escucho: ninguno me hacía sentir acompañado, ninguno se sentía como un refugio, así que me propuse crearlo yo.

La aceptación ha sido muy buena ¿Será un proyecto permanente?

No, muy probablemente sea una serie de diez capítulos en total. Este viernes sale el sexto. Aunque me encantaría continuar — porque las historias son infinitas y la aceptación ha sido abrumadora — conlleva un desgaste personal muy fuerte.

No sé bien cómo abordar mis proyectos si no es con todo el corazón, y aunque el proyecto es muy hermoso, también ha sido un desafío tratar temas tan delicados, personales y emotivos.

Me compenetro mucho con cada historia y eso tiene su precio. Todo bien, pero he aprendido a cuidarme, y creo que diez capítulos es más que suficiente. Además, me toca ponerme a trabajar.

Hernán Jiménez

Cortesía Hernán Jiménez

¿Cómo ha seleccionado las historias?

Todas han nacido de manera muy orgánica. Algunas nacen de mensajes que he recibido, otras responden a inquietudes muy personales. Pero la regla de oro es que me hagan sentir vivo, ilusionado y conmovido, porque eso significa que harán lo mismo por los demás.

Si las historias me acompañan en cuarentena, probablemente acompañen al público, y ese es mi verdadero objetivo. Es mi retribución por tanto que me ha dado mi público a lo largo de los años. Y bueno, dado que contar historias es lo único que sé hacer — mi oficio — me pareció que también era una responsabilidad durante esta crisis aportar algo.

Una vez que vayamos regresando a la normalidad o nueva normalidad que llaman ¿Cuál será su siguiente proyecto?

Recién termino de escribir un guion de largometraje para una producción en Netflix, y espero dirigir otro — que no es de mi autoría — en setiembre, también para ellos. Pero es todo muy incierto, y es precisamente una de las grandes lecciones de esta cuarentena. Que nada es seguro, y que, en el fondo, nada importa en demasía.


NOTAS RELACIONADAS







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.