Heineken repele protesta húngara por presunta estrella comunista
Se está intentando limitar el alcance de la ley para asegurar que Converse, que también utiliza una estrella, no se vea afectado. Bloomberg/La República
Enviar

En Hungría el partido de Viktor Orban, primer ministro, ha presentado un proyecto de ley para prohibir el logotipo de la estrella roja que aparece en productos de Heineken, acusando a esta empresa de intimidar a una pequeña cervecera de propiedad étnica húngara en la vecina Rumania, después de que Heineken ganara una disputa local por patentes.
El Gobierno de Budapest pide multas y hasta cárcel para cualquiera que venda productos con símbolos totalitarios. Eso comprende la estrella roja, a la que también se relaciona con el régimen comunista que gobernó Hungría durante más de cuatro décadas del siglo pasado.
"Creemos que tenemos que defender toda marca húngara cuando alguien quiere usar su dominio del mercado para excluir a otros", dijo Lajos Kosa, líder parlamentario. El proyecto de ley que prohíbe los símbolos totalitarios y el caso de Heineken constituye la "confluencia de dos temas", dijo.
El partido gobernante de Orban también está intentando limitar el alcance de la ley para asegurar que productos como calzado deportivo Converse y el agua embotellada San Pellegrino, que también cuentan con la estrella roja, no se vean afectados, dijo Kosa.
Eso reavivó las preguntas sobre la injerencia del Gobierno en el ámbito privado a través de una legislación específica, una queja recurrente de los inversionistas que contribuyó al descenso de Hungría al puesto 69 del Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial el año pasado, luego de ocupar el sitio 52 en 2010, cuando Orban regresó al poder.

Ver comentarios