Logo La República

Lunes, 6 de julio de 2020



NOTA DE TANO


“Hay errores que matan”, dijo Hernán Medford

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 29 junio, 2020

Andrés Carevic, frente al escudo de LDA

“Los errores marcan la diferencia en este tipo de partidos. En la búsqueda de la victoria es donde se cometen errores y el rival puede aprovechar”, palabras proféticas de Hernán Medford, en la previa del juego Alajuelense y Saprissa.

Fue exactamente lo que sucedió, apenas en el minuto 11 de acción, cuando el servicio de Ricardo Blanco hacia Christian Bolaños, toma totalmente desprevenida, descolocada y desconcentrada a la retaguardia manuda y se gesta el 1-0, más que suficiente para enterrar mental y futbolísticamente al León.

Lea más: “Esperemos que Costa Rica sea ejemplo de cómo celebrar un campeonato de fútbol”

Tres minutos antes de este gol, Esteban Rodríguez, la sorpresa táctica de Walter Centeno en la planificación del partido, sacudió un trallazo de 40 metros que obligó a volar a Leonel Moreira para evitar el gol. Parece que en la defensa de la Liga, nadie se enteró de la noticia, porque solo 20 minutos después, el mismo Esteban con otro remate similar colgó el 2-0, empujón definitivo del León hacia el abismo.

Hoy, con el 2-0 en contra, idéntico resultado al que la Liga le endosó al Herediano en la ida de la semifinal, Andrés Carevic manifiesta lo mismo que en su momento dijo José Giacone y el “Paté”, dice lo mismo que en su momento dijo Carevic.

“Falta el segundo tiempo. Esto no se ha terminado”, manifestó el manudo. “No me confío, la serie no se ha cerrado”, dijo el morado.

Palabras de trámite; el 2-0 se le hizo inmenso al Team, quien no pasó de un empate 0-0 en la vuelta y el juego de esta noche en La Cueva, proyecta similar escenario.

Lea más: ¿Cómo aplicará el criterio de desempate por el gol visita en la final?

Alajuelense tiene nómina y fútbol para sacudirse del 2-0 en contra, pero al Saprissa le sobra equipo para sostener y quizá aumentar su ventaja.

Carevic tuvo pésima lectura en la ida y no supo reaccionar a la temprana ventaja del “Monstruo”, con variantes que se hacían urgentes, como sacar de la cancha a Zabala y a McDonald, perdidos en el terreno de juego.

El funeral de primera clase, ordenado desde la cúpula, que el técnico le ha dado a íconos del equipo como Kenner Gutiérrez y Christopher Meneses, es imperdonable, tanto como dejar sentado a un futbolista del temple y sangre de José Miguel Cubero.

Saprissa, caminando, despedazó al Alajuelense; el partido que soñaron y se imaginaron los seguidores del León, nunca se trepó al escenario.

Esta noche, se presenta oportunidad de oro para que la Liga se lave la cara, pero cuidado si el “Monstruo” no se lo vuelve a engullir de un solo bocado.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.