Harden amenaza el MVP de Westbrook
Últimos 32 MVP ganaron al menos 50 partidos con sus equipos, el Thunder de Westbrook apenas llegó a los 47. NBA/La República
Enviar

Esta carrera por el MVP (Jugador Más Valioso) de la NBA tiene más pretendientes que la actriz Scarlett Johansson. La contienda está que arde, especialmente después de la caída del Thunder de Russell Westbrook en la primera ronda de los playoffs ante los Rockets de James Harden.

Con el pasar de los años y la evolución del deporte, los estadounidenses, amos y señores de las estadísticas, les dieron mayor profundidad a las métricas en el deporte del balón naranja y no hay número que quede por fuera a la hora del análisis. Este es uno de los elementos que se utilizarán para seleccionar al MVP.

Otro será el uso de redes sociales, que les dio voz a quienes no tenían y los escándalos y demás son puntos a favor o en contra de un candidato.

Algunos comentan que “Tiene que ser Harden, es eficiente y sembró a los Rockets en la tercera posición de la Conferencia más competitiva, la Oeste”, mientras otros se escudan en decir "¿Cómo no lo ganaría Westbrook?, promedió un triple doble en la temporada, Oklahoma no sería equipo sin él”, dicen algunos mensajes.

Sobre la duela todo indicaba que Westbrook sería el Más Valioso, pero su pronta eliminación les abrepaso a nuevos pretendientes, y todo indica que Harden tomaría la estafeta en la primera línea.

“Creí que esto se trataba de ganar, punto”, este es el argumento de la “Barba” con respecto a quién debería ganar el premio. “Lo que uno haga por el equipo es más responsable que tratar de demostrar ser el mejor; ese debería ser quien gane”, añadió.

Este año “The Beard” hizo lo que muchas otras superestrellas no pudieron hacer, adaptarse a lo que es mejor para el equipo. Muchos otros quisieron figurar como Carmelo Anthony, Dwight Howard y Kobe Bryant y el resultado fue espantoso.

Él como capitán guio a su equipo a ser el noveno en la historia con la mejor ofensiva. Promedió 33.2 puntos, siete asistencias y siete rebotes por partido.

Su movimiento insignia, el “pick-and-roll” lo perfeccionó al punto que nunca tuvo a un verdadero defensor que le hiciera frente, y en caso de tenerlo, el “Euro Step” fue su segundo as bajo la manga.

En el caso de Westbrook, dijo jugar para el equipo pero los resultados mostraron otra cosa. Muchos videos revelaron que en gran cantidad de rebotes defensivos, sus compañeros, que estaban en mejor posición para tomar el rebote, lo dejaron pasar al ver que Russ estaba cerca, esto para que pudiera sumar en su marca personal.

Al final consiguió promediar un triple doble en la temporada regular, pero su equipo apenas clasificó en la quinta posición en el Oeste.
Pero, ¿cuál es el criterio de selección? ¿Acaso es el jugador que elevó más a sus compañeros? ¿Será el jugador perteneciente al cuadro campeón? O quizá ¿el más indispensable?

Este dilema no es claro, y no siempre lo gana el mejor jugador, en algunos casos, no siempre. LeBron es el mejor del mundo, el más completo pero aun así no está entre los dos primeros candidatos en las conversaciones.

Y no solo hay que guiarse por las matemáticas, para eso se puede tomar en cuenta el caso de Oscar Robertson, quien a pesar de haber promediado un triple doble, no ganó el MVP, Bill Russell lo hizo.

A final las estadísticas no significan nada a menos que se ganen partidos.


“Barba” dominante

Poderío

  • Promedia triple doble por cada 100 posesiones
  • Lideró la liga en puntos producidos y combinados
  • Segundo con más puntos
  • Más asistencias por partido y por 100 posesiones en jugadores que promedian 30 minutos jugados
  • Ayudó a su equipo a ganar 54 juegos en temporada regular
  • Más juegos en la historia de la NBA con más de 30 puntos y 15 asistencias.

En contra

  • Debilidad en su juego defensivo
  • Equipo no tiene tantas victorias como otro candidato a MVP, Kawhi Leonard (Spurs)
  • Muchos balones cedidos

 

Ver comentarios