Enviar

HARVARD

Haga las preguntas correctas para avanzar su carrera

201404292306360.h.jpg
Las personas que quieran avanzar sus carreras necesitan retroalimentación. Y muchas empresas cumplen con cosas como evaluaciones anuales de desempeño y retroalimentación de 360 grados. Pero estas son apenas marginalmente útiles para los gerentes que buscan ascensos, porque el marco de referencia gira alrededor del trabajo actual. Si desea progresar hacia la próxima fase de su carrera, necesita respuestas a tres preguntas que se centran en la movilidad ascendente.
¿Qué factores controlan quién avanza, y quién no, a una posición sénior? ¿Cómo soy visto en términos de esos criterios de promoción? ¿Qué habilidades aún debo demostrar para avanzar?
Son preguntas difíciles de plantear y no todo el mundo responderá, así que programe discusiones sobre su carrera con mentores y otros que conozcan su trabajo. Asegúrese de transmitir un deseo sincero de aprender y evite cualquier indicio de estar a la defensiva.

No tome un descanso, camine
Nos enseñan a creer que el trabajo “serio” sucede en nuestros escritorios, pero salir de la oficina puede alentar la productividad. Investigaciones demuestran que caminar no es solo una forma de ejercitarse o relajarse; aumenta la creatividad, mejora su ánimo y ayuda a generar nuevas ideas. Si se está distrayendo constantemente en su escritorio, con correos electrónicos o con compañeros de trabajo, una caminata puede ayudarlo a concentrarse. Mientras camina solo, ensaye una presentación, prepárese mentalmente para una conversación difícil o reflexione sobre un problema complicado. Caminar también es muy bueno para conversaciones profesionales de corazón a corazón, ya que el moverse juntos hace que la conversación sea menos acartonada y más auténtica.

Fortalezca su próxima presentación
¿
Ha dado una presentación recientemente? Si es así, pruebe este ejercicio para fortalecer la próxima. Reflexione sobre su desempeño anterior y evalúe sus temas de conversación. Independientemente de lo bien que planifique una presentación, la verdadera exposición a menudo expondrá fallas, lagunas u otras deficiencias (hasta entre los presentadores impecables). Quizás descubra errores, como un paso faltante en un proceso delineado. Haga una lista de estas fallas tan pronto como pueda, mientras su memoria está fresca, e incorpore rápido los cambios a sus diapositivas. Ver una grabación de video también lo ayudará a identificar problemas menores con la presentación, como comentarios iniciales débiles o humoradas incómodas. También puede detectar puntos problemáticos en la reacción de la audiencia: ¿La gente está asintiendo o cabeceando? ¿Está tomando notas o absorta en sus teléfonos? Identifique momentos débiles, y desarrolle soluciones específicas.

TEMAS DE CONVERSACIÓN
Habilidad para evaluar una cara no se basa en la experiencia

Si los adultos asumen que su habilidad para discernir confiabilidad, o falta de ella, en la cara de extraños es una habilidad perfeccionada a lo largo de la vida, están equivocados. Niños de cinco y seis años hicieron casi los mismos juicios que los adultos sobre la confiabilidad de rostros generados por computadoras, y niños de tres y cuatro años apenas se desviaron algunos puntos porcentuales, dice un equipo de Harvard. La gente hace inferencias (correctas o incorrectas) sobre el carácter de extraños en menos de 50 milisegundos después de haber visto su cara, han demostrado investigaciones previas.

Tendencia a posponer se hereda
El 46% del rasgo de postergar las cosas se debe a influencias genéticas, según un estudio de cientos de pares de gemelos. La investigación también apoya la teoría de que postergar, en su tendencia a socavar adherencia a metas de largo plazo, es un subproducto de la impulsividad, que pudo haber tenido un origen evolutivo: los cazadores y recolectores tenían una ventaja si actuaban rápido para satisfacer sus necesidades de sobrevivencia.

Ver comentarios