Logo La República

Domingo, 20 de septiembre de 2020



ACCIÓN


Habrá más niños y adolescentes obesos que normales en 2022

Walter Herrera [email protected] | Lunes 31 agosto, 2020

niño con dona
Los menores de edad cada vez son más sedentarios. Shutterstock/La República


La obesidad se ha triplicado desde 1975 y actualmente hay más de 2 mil millones de personas con algún tipo de obesidad en el mundo.

Esta es la alarma que emite la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la vista de las últimas encuestas.

Lea más: Falta de educación nutricional aumenta obesidad en Costa Rica

Uno de los aspectos que más preocupa a la OMS al recibir las estadísticas de salud mundial del año 2019 ha surgido al haber encontrado a más de 38 millones de niños menores de cinco años con sobrepeso u obesidad diagnosticada, mientras que en edades entre los cinco y 19 años, se eleva a 340 millones de individuos.

Respecto a los datos de genero están bastante igualados: entre los mayores de 18 años, tienen diagnosticado sobrepeso el 39% de los hombres y el 40% de las mujeres.

Si retrocedemos a 2016, alrededor del 13% de la población adulta del mundo (11% de los hombres y 15% de las mujeres) eran obesos: estas cifras continúan en aumento y la obesidad ya está considerada como una auténtica epidemia, aunque el porcentaje entre hombres y mujeres se está igualando.

La obesidad ahora está en aumento en los países de ingresos bajos y medianos, particularmente en los entornos urbanos.

Lea más: Solo cuatro nutricionistas fiscalizan los 4.300 comedores escolares

Aunque para lograr atajar el problema de la obesidad infantil toda la sociedad debe implicarse en esta solución, son los padres, en primer término, los responsables de iniciar las primeras medidas.

El fomento de las dietas saludables y la actividad física regular son factores esenciales en la lucha contra la epidemia de obesidad infantil.

Los padres pueden influir en el comportamiento de sus hijos poniendo a su disposición en el hogar bebidas y alimentos saludables y apoyando y alentando la actividad física.

Al mismo tiempo, la OMS recomienda a los padres que varíen su estilo de vida hacia otro más saludable y lo fomenten, puesto que el comportamiento de los niños suele modelarse a través de la observación y la adaptación.

RECOMENDACIONES OMS

Para los lactantes y niños pequeños

  • Lactancia exclusivamente materna
  • Evitar añadir azúcares y almidones a la leche artificial
  • Aceptar la capacidad del niño para regular su propia ingesta de calorías, en vez de obligarlo a vaciar el plato

Niños y adolescentes

  • Desayuno y refrigerios saludables
  • Fomentar la ingesta de frutas y hortalizas
  • Reducir la ingesta de alimentos ricos en calorías y pobres en micronutrientes (refrigerios envasados)
  • Reducir la ingesta de bebidas azucaradas
  • Reducir el tiempo dedicado a ver televisión
  • Proporcionar información y aptitudes para que puedan elegir opciones alimentarias saludables

Actividad física en el hogar

  • Reducir el tiempo de inactividad (televisión, ordenador, móvil…)
  • Alentar la ida al colegio y a otras actividades sociales a pie o en bicicleta en condiciones de seguridad
  • Integrar la actividad física en las rutinas de la familia, buscando tiempo para hacer paseos en familia o participar juntos en juegos activos

NOTAS RELACIONADAS






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.