Enviar
Hábitos para mantener el peso ideal de sus niños
Limitar las horas que ven televisión, comer en familia y tener un sueño adecuado son comportamientos que le ayudarían a evitar el sobrepeso y obesidad de sus hijos



Melissa González
[email protected]

Un estudio reciente encontró que los comportamientos familiares pueden tener un impacto significativo en el peso de los niños en edad preescolar, según dan a conocer varios sitios entre ellos health.yahoo.com.
Sentarse a cenar en familia, tener tiempo adecuado para dormir y limitar las horas frente al televisor, son factores que pueden evitar la obesidad en niños de cuatro años en un 40%, según datos del College of Public Health de Ohio State University.
El estudio se realizó a más de 8 mil niños, y en este alguno de los padres respondió preguntas sobre la rutina familiar.
En niños expuestos a los comportamientos recomendados y mencionados anteriormente, como ver menos de dos horas televisión al día, la tasa de obesidad fue menor que en los que no estuvieron dentro de ese grupo.
“Estas son relativamente simples acciones que se pueden hacer en casa que cambian el ambiente saludable del niño. No solo ayuda a prevenir la obesidad, sino que otros estudios han mostrado que ayudan con el comportamiento y el desarrollo cognitivo”, según declaraciones publicadas en Internet por la pediatra Jennifer Helmcamp, directora de Jump Start Pediatric Weight Management Clinic at Scott & White Healthcare.
Para algunos padres estas medidas pueden se difíciles de adoptar, pero se recomienda por ejemplo comer junto a la familia al menos tres noches a la semana, quitar el televisor de las habitaciones, según el artículo.
No por esto se deben descuidar otros aspectos importantes en el tema, como inculcar a los menores una buena alimentación, como evitar el consumo en exceso de bebidas azucaradas (incluyendo jugos de fruta), factor que se ha asociado a mayor riesgo de sobrepeso.
“Esto porque el niño puede beber una gran cantidad de calorías, para las cuales no se suele compensar disminuyendo lo que come. Lo mejor es inculcarles desde pequeño a hidratarse con agua idealmente”, comentó la nutricionista Rebeca Hernández.
Así como incluir en la dieta vegetales y actividad física.


Hábitos saludables

Fomente buenas prácticas de alimentación
Muchos padres creen que para los niños es “necesario” pasar comiendo dulces, frescos azucarados, entre otros productos y no les inculcan el hábito de comer bien. Algo que se debe fomentar desde edades tempranas.

Manténgalos activos
No se trata solo de que practiquen deportes o actividades estructuradas, sino estimularlos a jugar, y limitar sus horas de televisión, computadora, entre otras.

No usar comidas como “premio”
Otro problema es que algunos padres empiezan a usar dulces como premio a cambio de otros alimentos que tal vez el niño no acepta tanto (como vegetales) o como premio por “portarse bien”. Esto solo hace que estos alimentos se asocien a un “chineo” o regalo, y otros que no les agradan tanto como un castigo o forma de obtener los otros. Esto solo los hará más deseados ante sus ojos, y más probable que abusen de estos.

Restringir comidas

Es otro comportamiento de los padres que puede volverse en contra. Se ha demostrado que esto solo favorece que en el momento que los tengan disponibles abusen más de estos. Niños a los que se les aplica esta técnica terminan no solo con más problemas de sobrepeso, sino también de conductas de alimentación desordenada.

Fuente: Rebeca Hernández, nutricionista Clínica Nutrición von Saalfeld
Ver comentarios