Humberto Pacheco

Humberto Pacheco

Enviar
Martes 13 Mayo, 2014

Hay un entramado de intereses que tienen cogidas las tetas de la vaca estatal como garrapatas infestada


Trotando Mundos

Habemus Caesar IV

No pecábamos de simplistas con el análisis de la columna anterior, solo señalábamos la punta del témpano. Debajo hay un entramado de intereses que tienen cogidas las tetas de la vaca estatal como garrapatas infestadas, y no será fácil ni para un Presidente firme traérselos abajo.
Hablamos de corrupción en todas sus formas, desde los grandes chorizos hasta el empleado de gobierno que por costumbre llega a la Caja a buscar una inhabilitación por una enfermedad que no tiene, y encuentra eco.
No debemos desestimar las varias facetas de Intel porque explican cosas que vienen fallando desde hace tiempo y con un poco de voluntad política se pudieron corregir.
Hace tres años, cuando los CEO de Intel y Hewlett Packard anunciaron que no aumentarían sus inversiones en Costa Rica en dos mil millones y quinientos millones de dólares respectivamente, y se las llevaron a Panamá porque el país no estaba enviando las señales correctas, alertamos sobre el peligro que eso suponía!
Sí don Ottón, Ud. con su cantinela demagógica de cobrar impuestos a las compañías de Zonas Francas y forzar una renta universal que todavía no entiende. Y Ud., señora ex-Presidente, que en su romance con don Ottón para aumentarle los impuestos al pueblo, no tuvo la firmeza de desautorizar semejantes despropósitos.
Sí esas inversiones se hubieran hecho habría sido difícil para Intel llevarse su manufactura de aquí. Lo dijo el Presidente de Intel, no nosotros.
Sumemos el enorme costo de la electricidad- dos y hasta tres veces más cara que en las otras plantas de Intel- y tenemos una coyuntura que Ud., señora ex-Presidente, no quiso resolver con mano firme, no obstante que el ICE paga un horror en combustibles fósiles e importaciones eléctricas de la región- US$70.00 más por megavatio por éstas de lo que le paga a los productores nacionales- a los que el ICE por dogma se opone férreamente.
Agréguese el INA, que pese a un gigantesco presupuesto se quedó años luz atrás de las necesidades empresariales, afectando a compañías extranjeras y nacionales, y con solo estos ejemplos tenemos suficientes razones para que se resquebraje el programa de IED.
Como albarda sobre aparejo, el retraso monumental en tecnología de las comunicaciones porque el ICE, con la enorme riqueza de un monopolio de varias décadas no tuvo la capacidad de llevar el internet y la telefonía a estado del arte, le pone la cereza al queque. Con años para preparase para la competencia bendita que al fin llega para bien de los usuarios, fue incapaz de hacerlo. Por un momento, cuando tuvo un Presidente de lujo, el ICE pareció encaminado a la modernidad pero Ud., señora ex-Presidente, dejándose llevar por las fuerzas del mal que veían sus intereses amenazados, lo removió.
¿Es que nadie en el gobierno se preguntó- cuando las empresas extranjeras por fin rompieron el monopolio de seguros y nos despertamos un día con pólizas INS para nuestras casas a mitad de precio- como había hecho el INS para seguir teniendo ganancias sustanciales pese a haber reducido sus expropiatorias tarifas?
¿Es que a nadie en el gobierno se le ocurrió lo mismo sobre el las tarifas telefónicas internacionales, adonde además de reducirlas ahora tenemos un delegado del ICE que cual empresa privada nos resuelve problemas, cuando en la vida les importó un carajo las quejas de los usuarios?
La semana antepasada Intel anunció una inversión de seis mil millones de dólares en Israel! ¿Queda aún duda alguna de porque se fue de Costa Rica?
¿Iusque tándem?

Humberto Pacheco A

[email protected]