Enviar
Guatemala entra en cuenta regresiva

Pronóstico de “resultado apretado” hace temer conflicto político en el país centroamericano

Guatemala
EFE

El pronóstico de un resultado muy apretado en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales el próximo domingo en Guatemala constituye una amenaza de conflicto político, advirtió ayer Diego García-Sayán, jefe de la misión electoral de la OEA en este país.
“Todo está preparado para que técnicamente se celebre una jornada electoral democrática y legítima, pero existe cierta incertidumbre en cuanto a la actitud que adoptará el bando perdedor en caso de que el resultado sea muy apretado”, como auguran todos los pronósticos, dijo a Efe el representante de la Organización de Estados Americanos (OEA).
El socialdemócrata Álvaro Colom, candidato de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y el ex general Otto Pérez Molina, del derechista Partido Patriota (PP), se enfrentarán en las urnas el domingo tras haber quedado primero y segundo, respectivamente, en las elecciones del pasado 9 de septiembre.
Las dos últimas encuestas, publicadas el martes por el diario Prensa Libre, reflejan una victoria del ex general Pérez Molina, pero diagnostican una incierta situación de empate técnico por la escasa ventaja y el margen de error de las consultas, mientras otra publicada el pasado lunes pronosticaba una victoria de Colom, también con una diferencia sobre su rival muy poco relevante.
García-Sayán, ex canciller y ex ministro de Justicia peruano, explicó que tras entrevistare repetidas veces con ambos candidatos y con los responsables de sus respectivas campañas ha llegado “a la conclusión de que en ambos casos están dispuestos a pelear cada uno de los votos”.
“No he recibido por parte de ambos bandos un compromiso o garantía de que controlan a sus seguidores, y sí cierta disposición a prepararse para poder discutir el resultado en caso de que sea muy apretado”, agregó.
“La OEA, sin embargo, está en condiciones de apoyar la legitimidad del resultado, sea cual sea”, si es que el domingo no se produce una situación absolutamente imprevista y ajena a la evolución de este proceso electoral, subrayó García-Sayán.
La misión de observación electoral de la OEA, que ha movilizado para está elección a un centenar de personas.
Esta es la tercera vez que Colom intenta alcanzar la presidencia de la República, y todos los analistas consultados coinciden en señalar que “se juega mucho, porque si no gana, será su último intento”.
Las misiones de observación electoral de la Unión Europea (UE) y la OEA hicieron un llamamiento a los candidatos y a sus seguidores para que respeten el resultado de la elección el próximo domingo.
En un comunicado público las misiones apelaron a “la madurez política” de los candidatos y los líderes de sus partidos para que cumplan el acuerdo suscrito el pasado 3 de septiembre, en el que se comprometieron a respetar la voluntad popular que se exprese en las urnas.

Ver comentarios