“Granito de arena” no le dará el campeonato 30 a la Liga
Enviar

Para decir que conoce bien el fútbol nacional y declararse seguidor de Alajuelense, el defensor erizo, Roberto Chen, debería saber que los manudos necesitan un aporte mayor a un “granito de arena” para obtener el campeonato y alzar la ansiada número 30.

Luego de ver a los rojinegros triunfar en su primer duelo ante Grecia 1-2 sin sus refuerzos, que es más de lo mismo que mostró al finalizar el Apertura apenas unas semanas atrás, los refuerzos deberán dar más que su esfuerzo para sacar de ese limbo de cuatro años a la afición manuda.

"Soy de una provincia que se llama Bocas del Toro y está muy pegada a Costa Rica; entonces, de niño seguía mucho a la Liga; sé que es uno de los equipos más grandes del país y espero poder llegar y aportar mi granito de arena para cumplir los objetivos", comentó el canalero Chen.

Los nuevos jugadores deberán mostrar su valía y aclarar que si un extranjero debe portar la camisa rojinegra, es porque no hay otro talento igual en todo el país.


Desde el banquillo ya son muchos los que perecieron. En su momento la estafeta la tuvo el colombiano Hernán Torres, y luego se la repartieron Javier Delgado, José Giacone, Guilherme Farinha, Benito Floro y Wílmer López; todos sin alcanzar el esperado título.

En este sétimo proceso, el uruguayo Nicolás dos Santos será el encargado de llevar este bote a mejores aguas, incluso cuando originalmente fue contratado para realizar otra labor, ya que dos Santos era el preparador físico de Rubén Israel, quien debido a razones de salud tuvo que dejar el país.

Por esta razón la mano de los dirigentes, especialmente la de su presidente Fernando Ocampo, deberá relucir con la contratación de los refuerzos.

Para ganar un campeonato se necesitan extranjeros de la calidad de Mariano Torres en Saprissa o Pablo Azcurra y Lauro Cazal, quienes fueron piezas claves con el campeón nacional, Pérez Zeledón, la campaña anterior.

El peso que tendrán el atacante Róger Rojas, el volante de contención Luis Garrido y el defensor Roberto Chen será mayor que el de cualquier otro jugador de la planilla.

En Alajuelense no soportarán ningún “paquetazo” de afuera. Fueron muy claros al sacar de la nómina para este Torneo Clausura a Kurt Frederick de Santa Lucía, el brasileño Oago Soares, al estadounidense Iván Luquetta y al trinitense Jamille Boatswain.

También estarán sobre la mirada los costarricenses José Miguel Cubero y Freddy Álvarez.

El modelo elegido por el presidente Ocampo es el mismo que terminó en fracaso con Floro: alegría en un principio, promesa de cambio y nueva era, y para verdades, el tiempo.

Alajuelense sigue sin encontrarle un compañero de ataque al centenario Jonathan McDonald, quien alcanzó los 100 goles en Primera División. De ahí el peso que tendrá Rojas como mancuerna en ofensiva, quien deberá descargarle todo el peso del ataque erizo a Mc y facilitarle los espacios o adueñarse de la tabla de goleo.

La presión no es exclusiva para los refuerzos pero un “granito de arena” no llenará el vaso que urge de alegrías.

Hoy los manudos recibirán en casa a Limón a las 8 p.m. en la segunda fecha del campeonato en busca de mantener su buen comienzo.

 



Ver comentarios