Google defiende el futuro de los autos sin conductor
Vehículos totalmente autónomos y sin volante es lo que ofrece Google al mercado automotor, situación que ha causado roce con los fabricantes mundiales de automóviles. Bloomberg/La República
Enviar

Google defiende el futuro de los autos sin conductor

Google Inc., con su visión de un futuro donde los coches se conducen solos, se está poniendo en desacuerdo con una industria automotriz que comparte su deseo de carreteras más seguras y menos congestionadas, aunque aún no acatará la parte "sin conductor".
El conflicto enfrenta al gigante de Internet, con un público de apenas una década, contra las compañías que pasaron un siglo construyendo las máquinas que ponen a las personas al volante de los autos. A medida que Google trabaja para perfeccionar un sistema de laboratorios de investigación y pruebas en carretera para reducir al mínimo la participación de los conductores, los fabricantes de automóviles invierten miles de millones de dólares al año en publicidad para hacer todo lo contrario.


Google está atrayendo a los mejores talentos e investigaciones, impulsado por un valor bursátil de casi $400 mil millones que supera aquellos de Toyota Motor Corp., Volkswagen AG y General Motors Co combinados.
También la compañía mantiene un estricto control sobre sus datos cartográficos y los posibles planes de marketing para los vehículos; mientras que ayuda a crear lo que muchos en la industria automotriz consideran como expectativas poco realistas, de cómo los autos rápidamente pueden llegar a ser totalmente sin conductor de manera segura.
"Es evidente que hay una especie de tensión allí", dijo Richard Wallace, director de análisis de los sistemas de transporte en el Centro de Investigación Automotriz en Ann Arbor, Michigan. Las exhibiciones ostentosas de Google de la tecnología "conducen a expectativas que influencian, eso es probablemente poco realista en algunos aspectos", agregó.
El distanciamiento de Google estuvo en exhibición en el Congreso Mundial de Sistemas de Transporte Inteligente que se llevó a cabo la semana pasada en Detroit. El gigante de las búsquedas tuvo presencia mínima en el evento anual donde los fabricantes de automóviles debatieron estándares para la tecnología que mantendría, en el centro de todo al conductor.
El enfoque que está tomando la empresa, con sede en Mountain View, California, es de no intervención. En mayo dio a conocer planes para desplegar al menos 100 coches de prueba, de dos asientos, con forma de huevo, totalmente autónomos, con una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora y sin volante.
Con la ayuda inicial de una dotación de personal de los mejores científicos de la Universidad de Stanford y Carnegie Mellon, que ganaron un desafío de vehículos sin conductor respaldado por Estados Unidos en 2005, Google reclutó a decenas de investigadores de robótica e inteligencia artificial, y está sumando más.

Google ganó o aplicó para 96 patentes de conducción autónomas desde 2011 y contrató talentos de Toyota, Bayerische Motoren Werke AG, Mercedes-Benz de Daimler AG e incluso del recién llegado Tesla Motors Inc. de Silicon Valley, de acuerdo con los perfiles de LinkedIn.
Mientras que el esfuerzo está todavía en una fase temprana, los ejecutivos, incluyendo Sergey Brin cofundador de la compañía, se han comprometido con Google en convertir los coches sin conductor en una realidad.

Bloomberg


Ver comentarios