Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Goldman y Morgan Stanley ponen fin a una era

| Martes 23 septiembre, 2008



Goldman y Morgan Stanley ponen fin a una era


Nueva York- El Wall Street que configuró el mundo financiero durante dos décadas terminó cuando Goldman Sachs Group Inc. y Morgan Stanley llegaron a la conclusión de que no hay futuro en seguir siendo bancos de inversión ahora que los inversores han determinado que el modelo está roto.
La aprobación por la Reserva Federal de la solicitud de estas dos entidades de convertirse en bancos comerciales pone fin al dominio de las firmas de valores, 75 años después de que el Congreso las separó de las entidades prestamistas que toman depósitos, y acaba con semanas de caos que llevaron a Lehman Brothers Holdings Inc. a la quiebra y a la venta apresurada de Merrill Lynch & Co. a Bank of America Corp.
“La decisión marca el fin de Wall Street como lo hemos conocido”, dijo William Isaac, ex presidente de la Corporación de Seg
uro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés). “Qué lástima”.
Goldman, entre cuyos ex ejecutivos se halla Henry Paulson, el secretario del Tesoro que dirige un rescate de $700 mil millones, y Morgan Stanley, un producto de la ley Glass-Steagall de 1933 que separaba los bancos comerciales y los de inversión, insistieron en que no necesitaban cambiar el rumbo, aun cuando la pasada semana sus acciones se desplomaron y su costes de financiación subieron.
Para entonces ya era demasiado tarde. Cuando los mercados financieros se pusieron a dar vueltas —el índice industrial Dow Jones tuvo una fluctuación de 1.000 puntos en los últimos dos días de la semana pasada— y los clientes desertaron, los ejecutivos de las dos entidades llegaron a la conclusión de que no tenían más alternativa. El Consejo de la Reserva Federal se reunió en Washington a las 9 p.m. hora local del domingo y examinó las solicitudes entregadas ese mismo día, dijo Michelle Smith, una portavoz del banco central. La decisión fue unánime, dijo.
“Hay sangre en el agua del sector y los tiburones están merodeando”, dijo a finales de la semana pasada Peter Kovalski, que colabora en la gestión de unos $10 mil millones en Alpine Woods Capital Investors LLC.
Wall Street no había tenido semejante reestructuración desde los años 80, cuando entidades como Morgan Stanley y Bear Stearns Cos. salieron a cotizar y los mercados financieros de Londres se vieron alterado
s para siempre por el llamado Big Bang, un conjunto de reformas llevadas a cabo en 1986. Bear Stearns desapareció en marzo, cuando fue comprada por JPMorgan Chase & Co.
El anuncio despeja el camino para que las dos firmas con sede en Nueva York, que empezarán a ser reguladas ahora por la Fed, levanten su base de depósitos potencialmente a través de compras. Eso les permitirá depender más de los depósitos de sus clientes minoristas, en lugar de usar dinero prestado, el apalancamiento que llevó al derrumbe de Bear Stearns y de Lehman.
“La banca de depósitos es la reina ahora”, dijo David Hendler, analista en CreditSights Inc., en Nueva York. “Es la única forma de tener una masa crítica significativa para ganar dinero”.
Morgan Stanley puede llegar a la conclusión de que tiene más tiempo para estudiar alternativas al trato que empezó a conformar la pasada semana con Wachovia Corp., dijo Tony Plath, profesor de Finanzas en la Universidad de Carolina del Norte, en Charlotte.
Goldman, el mayor y más rentable banco de inversión de Estados Unidos, se convertirá en el cuarto banco comercial por tamaño. La firma dijo anoche en un comunicado de prensa que ya tiene más de $20 mil millones en depósitos de clientes en dos filiales y que está creando una nueva, GS Bank USA, que tendrá más de $150 mil millones en activos, lo que convertirá a Goldman en uno de los diez mayores bancos de Estados Unidos. La entidad incrementará su base de depósitos “a través de compras y orgánicamente”, dijo Goldman.