Enviar
Ministro de la Presidencia califica de absurdas miles de mociones presentadas al Plan Fiscal
Gobierno no cederá a chantaje de diputados
Vargas asegura que Ejecutivo sí ha hecho la tarea

Los miles de mociones presentadas al Plan Fiscal son un chantaje que varios diputados han promovido para negociar otros temas, por lo que el Gobierno no cederá ante ellos.
Marco Vargas, ministro de la Presidencia, cuestionó el uso dado por diversos congresistas al reglamento legislativo, para entorpecer el trámite de dicho proyecto de ley, por medio de “mociones absurdas que llegan a constituirse en la práctica más antidemocrática que se pueda concebir”.
La reforma fiscal es discutida en la Comisión de Asuntos Hacendarios del parlamento y desde que fue presentada, ya acumula más de 1.500 mociones, la mayoría presentadas por Walter Céspedes, diputado limonense por el Partido Unidad Social Cristiana y su compañero de fracción Luis Fishman.
“El Poder Ejecutivo está dispuesto a negociar para llegar a arreglos que reduzcan el número de mociones, siempre y cuando las peticiones tengan razonabilidad y proporcionalidad, pero no podemos negociar lo imposible. La existencia de esa cantidad de mociones, muchas de ellas con un contenido absurdo, demuestra que hay legisladores dispuestos a usar la negociación para introducir intereses ajenos al proyecto, muchos de ellos de interés comunal y de infraestructura y así no se puede”, expresó Vargas.
El Ministro también negó que el Gobierno no haga la tarea para allanar el camino de la reforma fiscal, tal y como lo manifestó Guillermo Zúñiga, presidente de la Comisión de Hacendarios y diputado oficialista a LA REPUBLICA.
Las palabras del Ministro de la Presidencia fueron recibidas con gran molestia por Céspedes, quien indicó que su objetivo con la presentación de mociones es “llevar la voz de los sectores que se verán afectados por el proyecto”.
Sin embargo, reconoció que las mociones que ha presentado tienen como meta que las promesas de campaña de Laura Chinchilla con la provincia de Limón se cumplan.
“El diputado de oposición siempre busca que un gobierno cumpla con la provincia. Las mociones a un proyecto como este, nos ayudan a que todas esas promesas de campaña se hagan realidad, lo que diga el señor Ministro de la Presidencia no me importa, él está más fuera que adentro del Gobierno y no me extrañaría que la presidenta Laura Chinchilla le corte la cabeza”, expresó Céspedes.
La reforma fiscal fue presentada por el Gobierno en enero anterior. La iniciativa pretende aumentar en ¢500 mil millones la recaudación anual, lo que significaría un 2,5% de la producción anual del país.
El Impuesto de Valor Agregado (IVA) serviría para alcanzar ese objetivo, ya que gravaría con un 14% la transacción de todos los bienes y servicios.
De esta forma, la carga tributaria aumentaría tan solo en un 1% de lo que se cobra actualmente en el impuesto de ventas, pero se ampliaría a los servicios.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios