Logo La República

Miércoles, 20 de marzo de 2019



GLOBAL


Gobierno guatemalteco se resquebraja

Redacción La República [email protected] | Viernes 25 junio, 2010



Gobierno guatemalteco se resquebraja
Colom resta importancia a las dimisiones en el Gobierno de Guatemala

Álvaro Colom, presidente de Guatemala, restó importancia ayer a la renuncia de tres ministros de su Gabinete en el lapso de una semana, mientras voces de organismos de análisis económico de este país alertaron sobre el mensaje de “inestabilidad” que se está enviando hacia el exterior.
El mandatario aseguró ayer que las dimisiones no representan ninguna “crisis” para su Gobierno porque ha designado “en el tiempo prudente” a los sustitutos de los ministros.
Sin embargo, analistas locales opinan que las renuncias representan “un golpe” a la credibilidad de la administración que pierde a tres piezas “claves” de su área económica.
El primero en renunciar, la semana pasada, fue el ministro de Economía, Rubén Morales, quien argumentó “motivos personales”, en tanto que el miércoles lo hicieron el titular de Finanzas, Juan Alberto Fuentes, y de Energía y Minas, Carlos Meany.
El presidente del Parlamento de Guatemala, Roberto Alejos, renunció también ayer al cargo que mantenía dentro del comité ejecutivo de la gobernante Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) por “interferir” en la agenda legislativa.
Alejos denunció a los periodistas que dejaba la secretaría general adjunta de la UNE debido a que ese partido ha “interferido” en el Congreso “para evitar el avance de la agenda legislativa relacionada con temas de seguridad, justicia y economía”.
Por su parte, Fuentes reconoció ante los periodistas que dejaba el cargo por haber fracasado en su intento de que el Parlamento aprobara una reforma fiscal para incrementar la carga tributaria de Guatemala, que apenas alcanza el nueve% del Producto Interno Bruto (PIB) y es una de las más bajas de América Latina.
Según Colom, Meany renunció debido “a problemas de salud” que le impiden continuar en el cargo, y que le obligan a viajar a los Estados Unidos en donde se someterá a tratamientos médicos.
Sin embargo, una fuente del Poder Ejecutivo aseguró a Efe que la renuncia de Meany obedece a su oposición a que el Gobierno acatara la orden de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA de suspender de forma “cautelar” las operaciones de una mina de oro propiedad de la canadiense GoldCorp.
“El Presidente trató de convencerlo para que no renunciara, ya que la suspensión de la mina será temporal, pero no lo logró”, aseguró la fuente.
La dimisión de Meany fue confirmada por el Gobierno, al mismo tiempo que anunciaba su decisión de acatar la orden de la CIDH que argumentó que la mina Marlín, propiedad de Montana Exploradora, subsidiaria de la multinacional canadiense GoldCorp, causa daños a los pobladores de comunidades vecinas, así como a sus fuentes de agua y medio ambiente.
En sustitución de Morales el mandatario designó a Erick Coyoy, quien se desempeñaba como viceministro de Finanzas, mientras que en el cargo que ocupaba Fuentes fue nombrado el economista Edgar Ballsels, y aún esta pendiente designar al nuevo ministro de Energía y Minas.
Colom aseguró que los nuevos funcionarios con los que reestructura su Gobierno “continuarán” con la política económica delineada por los anteriores ministros, y para mostrar despreocupación por las dimisiones las comparó con los movimientos naturales de un equipo de fútbol que “necesita hacer cambios”.
“En un equipo de fútbol los jugadores salen porque se cansan o están lesionados, y entran otros” a sustituirlos, señaló.
Analistas consultados ayer por Efe no comparten la analogía del mandatario.
El director del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, Hugo Maúl, aseguró que las renuncias son “una señal negativa” para el país y la comunidad internacional, y aseguró que con la salida de Fuentes el Gobierno ha perdido “una de sus piezas claves en términos de credibilidad”.
Por su parte la directora de la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales, Raquel Zelaya, consideró en declaraciones a Efe que las renuncias son una muestra de la “crisis latente” que enfrenta la administración de Colom y de la debilidad de su Gobierno.
Carolina Castellanos, directiva de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana, dijo a medios locales que los constantes cambios en el Gabinete de Colom generan “inestabilidad” en el país porque se corre el riesgo de que se pierda la continuidad de los procesos iniciados.

Guatemala
EFE