Gobierno obligado a negociar para salvar reforma fiscal
“El Gobierno no puede seguir con esta jugadera, tiene que sentarse con las fracciones a negociar”, destacó Pablo Heriberto Abarca, diputado de la Unidad Social Cristiana. Gerson Vargas/La República
Enviar

Si el gobierno quiere salvar la reforma fiscal de un fracaso político y de recaudación, está obligado a negociar varios puntos fundamentales del proyecto de ley.

Los impuestos a la canasta básica, educación privada y medicamentos son algunos de los temas en los que los diputados de oposición no quieren ceder.

Un opción sería buscar compensar otras propuestas para recaudar los ¢90 mil millones que Hacienda dejaría de percibir, poniéndoles impuestos a otros rubros o incluyendo otros cambios al impuesto de la renta.

Restauración Nacional descarta ceder al 1% para la canasta básica, aduciendo que se quiere golpear el bolsillo de los más pobres, es más, solicita que también se eliminen los impuestos a las materias primas, solicitudes que respalda Gustavo Viales, diputado de Liberación Nacional.

La intención del gobierno es que el proyecto llegue lo más consensuado posible al Plenario, porque es más fácil que nueve diputados se pongan de acuerdo que 57.

El Ejecutivo no tiene un norte claro y sufre una pésima descoordinación, según la oposición, y una prueba de ello fue el hecho ocurrido el lunes anterior, cuando Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, negoció con los diputados desconvocar el proyecto para darles opción a los sectores y fracciones de evacuar dudas y renegociar, así Casa Presidencial da marcha atrás y decide buscar una mayor recaudación vía mociones.

"El PAC demostró el lunes que la negociación no está concluida y que el tiempo se vuelve en su contra, sobre todo porque los sindicatos se están agrupando y la oposición al paquete fiscal parece más cuesta arriba", aseguró Francisco Barahona, analista político.

Pese a todas las críticas sobre esa falta de ruta, tanto politólogos como diputados y empresarios confían en que el plan fiscal cuente con la viabilidad política para que se apruebe en primer debate en las dos primeras semanas de setiembre, tras el acuerdo que existe entre Liberación Nacional, la Unidad Social Cristiana y Acción Ciudadana.

“El un acuerdo entre Liberación, el PAC y el PUSC es histórico y eso allana el camino para que la reforma fiscal sea aprobada. Los efectos de no hacer nada serían terribles desde el punto de vista económico, pero también ante los organismos internacionales y las calificadoras de riesgo”, aseguró Vladimir de la Cruz, politólogo.

La bancada de Restauración Nacional no descarta cambiar su posición de votar en contra, si el gobierno incorpora cambios que protejan a los más pobres.



¿Qué es la reforma fiscal?


La propuesta incorpora un cambio al impuesto de ventas por uno de valor agregado y algunas modificaciones en renta.

Producto Porcentaje
Servicios profesionales 13
Alquileres residenciales superiores a ¢650 mil 13
Energía eléctrica residencial superior a 280 kWh 13
Compra de boletos o pasajes aéreos 4
Servicios privados de salud 2
Medicamentos 2
Materias primas para canasta básica 1
Canasta básica 0
Educación privada 0

Fuente: Hacienda



Oposición critica descoordinación y gobierno se defiende


Las bancadas de oposición quieren que el Gobierno evidencie una intención clara de sacar adelante esta iniciativa y solicitan más coordinación en las decisiones que tomen.

Pablo Heriberto Abarca

Diputado
Unidad Social Cristiana

El gobierno no puede seguir con esta jugadera, tiene que sentarse con las fracciones a negociar, si Restauración no quiere ceder en la canasta básica, bueno, en qué otro impuesto sí. Es cierto que las fracciones tenemos un acuerdo, excepto Restauración, pero sobre temas específicos, hay otros en los que todavía esperamos un compromiso de esta administración.

Carlos Avendaño

Diputado
Restauración Nacional

Queremos ver señales más claras del gobierno de que esto urge y que comprendan que la canasta básica definitivamente no debe ser gravada, hemos ofrecido otros aspectos como recaudar más frenando las pensiones de lujo, poniendo más impuestos a las pautas de publicidad, a los casinos, a las ganancias de capital, a los licores para que aumenten la recaudación; sin embargo, sigue diciendo a todo que no.

Welmer Ramos

Jefe de fracción
PAC

Hay una realidad dinámica y las cosas cambian en un proceso de negociación y eso fue lo que pasó el lunes. No hubo descoordinación. Hay un problema serio con los agricultores porque se dejó exonerada la canasta básica pero los insumos no, lo cual implicaría un efecto negativo muy grande, por eso redactaremos una moción y así lo haremos con otras peticiones.

Gustavo Viales

Diputado
Liberación Nacional

Apoyo la reforma fiscal, en lo único que tengo mis reservas es en ponerle impuestos a la canasta básica y así se lo expliqué a mi fracción desde que se analizó el texto sustitutivo. Ahora incluso considero que deben quitarse los impuestos a los insumos para no afectar al agro.



Decisión del Ejecutivo genera incertidumbre


Los cambios que el gobierno pueda incorporar a la reforma fiscal generaron incertidumbre en el sector empresarial, el cual mantendrá un monitoreo.

Alonso Elizondo

Director ejecutivo
Cámara de Comercio

La incertidumbre se genera no por el retiro o no del Proyecto de Ley, sino porque aún no queda claro cuáles serán las medidas que se tomarán para realizar una reforma fiscal que integre una reducción urgente, inmediata y necesaria del tamaño de la estructura estatal y de los beneficios salariales que goza el sector público.

Enrique Egloff

Presidente
Cámara de Industrias

Los motivos que se dieron para la decisión inicial eran razonables. Posiblemente, luego el gobierno conoció nuevos elementos que lo llevaron a tomar la siguiente decisión.
Esperamos que imperen la responsabilidad, la prudencia y el interés por Costa Rica en los diputados y los distintos sectores para que Costa Rica no caiga en una crisis como la de principios de los 80.

Andrés Gamboa

Director ejecutivo
Cámara de Exportadores

Las negociaciones rigurosas que se dieron durante este lunes en el Congreso generaron dudas y confusiones, esto nos genera la impresión que se llegó a un acuerdo con las fracciones, sin tener compromisos firmes en cuanto a la retención y disminución del gasto y a la implementación de un plan de reactivación económica.

Mario Montero

Vicepresidente ejecutivo
Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria

Si no se arregla el Proyecto de Ley en lo relativo al tratamiento de la canasta básica y toda su cadena de abastecimiento de compras de bienes y servicios, se estaría provocando un daño irrecuperable a consumidores y productores nacionales, haciendo que el proyecto como un todo sea más dañino que beneficioso para el país. Bajo ese escenario estaríamos solicitando que la iniciativa no continúe del todo en el Congreso.


Ver comentarios