Gobierno británico abre red eléctrica a baterías, logrará ahorro
Los planes implementarían un pequeño pero crucial retoque a la Ley de Electricidad de 1989. Bloomberg/La República
Enviar

El gobierno del Reino Unido elaboró planes para ayudar a los consumidores de energía y al sector a ahorrar hasta 40 mil millones de libras ($52 mil millones) en sus facturas al abrir la red eléctrica a los dispositivos de almacenamiento de baterías y estimular las centrales eléctricas de baja contaminación.

El Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial estableció planes en investigación de tecnología de baterías. También modificará la ley para definir el almacenamiento de energía como una forma de generación, un paso requerido para estimular inversiones en la tecnología.

Los planes implementarían un pequeño pero crucial retoque a la Ley de Electricidad de 1989, que facilitará a los inversionistas apoyar proyectos de almacenamiento de energía considerados claves para permitir mayores cantidades de energía renovable en la red.

Actualmente, la ley no proporciona una definición adecuada para las baterías que se consideran tanto generadores como usuarios de energía. Es parte de un esfuerzo para impulsar la economía y la industria de generación de energía ahora que el Reino Unido abandonará la Unión Europea y reemplaza las envejecidas plantas de carbón y nucleares.

“Esto permitirá que las familias se sumen a través de las compañías de servicios, de modo que los hogares individuales puedan comenzar a actuar como un gran bloque de almacenamiento de energía”, dijo Charles Bradshaw-Smith, copresidente ejecutivo de Smartklub Ltd., una compañía que trabaja con el ayuntamiento de Nottingham para instalar baterías en el marco de un proyecto de viviendas verdes.

A medida que el Reino Unido intenta alejarse del carbón, necesita cambiar la forma en que gobierna su red eléctrica para impulsar la inversión en almacenamiento. El informe de Ofgem citó a Moixa Energy Holdings Ltd., una compañía londinense que ofrece sistemas de baterías residenciales que pueden proporcionar servicios de red a cambio de ingresos extras para el hogar.

La inversión en baterías se hará a lo largo de cuatro años e incluirá un programa de competiciones para impulsar la investigación y el desarrollo en la tecnología. La Junta Consultiva del Desafío de Faraday, administrada por el gobierno, supervisará el programa.


Ver comentarios