GM obligado a retirar más vehículos defectuosos
GM confirmó a los dueños de millones de vehículos que lleven sus autos a concesionarios para realizar reparaciones en los cables de transmisión, los cinturones de seguridad y otras partes. Bloomberg/La República
Enviar

GM obligado a retirar más vehículos defectuosos

Los reguladores estadounidenses investigan posibles fallas en por lo menos 2 millones de vehículos de General Motors Co. que continúan en circulación, lo cual pone de relieve la posibilidad de más retiros del mercado que se sumarían a la cantidad ya récord de este año.
El fabricante más grande de automóviles de Estados Unidos podría seguir retirando vehículos del mercado hasta la mitad de los meses de verano, escribió Brian Johnson, analista de Barclays, la semana pasada luego de reunirse con un alto ejecutivo de GM. La empresa no cuestionó la descripción de Johnson.


Los indicios sobre la índole de los problemas que podrían estar sujetos a retiros del mercado, y su potencial alcance, figuran en documentos y datos que están en manos del principal regulador de la industria automotriz en Estados Unidos, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico (NHTSA) en las Carreteras. La NHTSA analiza denuncias de conductores relativas a problemas como la corrosión de las líneas de frenos y el fallo inesperado del freno automático y los focos delanteros en los vehículos de GM, según datos de su sitio en Internet, que es actualizado regularmente.
Un retiro del mercado se sumaría a casi 14 millones de vehículos que GM retiró en lo que va de este año en Estados Unidos. Ya supera el nivel de 10,7 millones de vehículos de GM alcanzado en 2004, según datos de la NHTSA. Comparativamente, se espera que los estadounidenses compren 16,1 millones de autos y camionetas nuevos este año, según la media de estimaciones de analistas reunidas por Bloomberg.
“GM continúa trabajando con la NHTSA para resolver sus investigaciones abiertas”, afirmó Alan Adler, portavoz del fabricante de automóviles.
En abril, la máxima responsable ejecutiva, Mary Barra, fue citada ante legisladores nacionales para explicar por qué la empresa tardó años en dar a publicidad los interruptores de arranque defectuosos en modelos de mediados de la década de 2000 que fueron relacionados con al menos 13 muertes. Desde entonces, el fabricante confirmó a los dueños de millones de otros vehículos que lleven sus autos a concesionarios para realizar reparaciones en los cables de transmisión, los cinturones de seguridad y otras partes.
“Dejaron salir el genio de la botella y no pueden volver a ponerlo adentro. Casi seguro encontrarán más”, declaró Jack Nerad, analista ejecutivo de mercado en la firma investigadora automotriz Kelley Blue Book.
La NHTSA normalmente lleva a cabo simultáneamente varias investigaciones sobre seguridad. Una búsqueda en sus datos online muestra cuatro investigaciones de posibles problemas de seguridad vinculados a GM, que abarcan 2,12 millones de vehículos.


Bloomberg
 


Ver comentarios