GE estudia eliminar aumento salarial anual al cambiar prioridades
Las empresas compiten por empleados más jóvenes para quienes otras ventajas pueden tener tanta importancia como el sueldo. Shutterstock/La República
Enviar

General Electric es el laboratorio de la administración empresarial estadounidense. Es por eso que, cuando el gigante de la manufactura dice que está repensando una tradición empresarial, el aumento salarial anual, sin duda los ejecutivos de todas las otras compañías observan con atención.
Los ejecutivos de GE evalúan si las actualizaciones salariales anuales son la mejor respuesta a los logros y necesidades de los empleados. La compañía también podría eliminar el sistema impuesto y muy imitado de calificar al personal sobre la base de una escala de cinco puntos. Las decisiones sobre ambos temas podrían darse a conocer en los próximos meses, dijo la portavoz Valerie Van den Keybus.


“Descubrimos una oportunidad de mejorar la forma en que recompensamos los aportes de la gente”, dijo Janice Semper, jefa de desarrollo ejecutivo de GE. Agregó que implicará “flexibilidad y repensar cómo definir las recompensas, teniendo en cuenta que empleados y gerentes ya piensan más allá del pago anual”.
En los niveles más altos del mercado laboral estadounidense, ya se desarrolla un cambio más amplio en lo relativo a beneficios. Las empresas compiten por empleados más jóvenes para quienes otras ventajas pueden tener tanta importancia como el sueldo, y los empleados de más antigüedad buscan mayor flexibilidad a medida que se acercan a la edad de retirarse. A los efectos de atraer personal y conservarlo, están dispuestas a reconsiderarlo todo, desde las licencias para padres y las vacaciones pagas, hasta cuándo y cómo se califica el desempeño.
Netflix dijo el año pasado que los empleados pueden tomarse un año para atender a sus hijos, y muchas otras compañías, entre ellas Adobe Systems, ofrecen al menos seis meses. Goldman Sachs y Microsoft, así como la propia GE, se cuentan entre los empleadores que anunciaron una reorganización de los sistemas de análisis del desempeño en los últimos 12 meses.
Poner fin a los aumentos anuales no ha sido aún un tema de análisis importante. Cuando GE considera algo, “también las demás compañías lo hacen”, dijo Ranjay Gulati, un profesor de la Escuela de Negocios de Harvard.
“La gente busca más flexibilidad, no necesariamente un sueldo más alto”, agregó.
Si bien los empleados más calificados de los Estados Unidos pueden acordar paquetes personalizados, lo opuesto sucede en el nivel más bajo del mercado laboral, donde aumentan los empleos temporarios o por contrato con escasos beneficios. Menos de la cuarta parte del total de las empresas de los Estados Unidos ofrece licencias pagas a los padres, y sólo alrededor del 44% de los trabajadores está en condiciones de solicitar licencia sin goce de sueldo.
La brecha hace temer una creciente desigualdad, y los candidatos presidenciales demócratas respaldan los intentos de legislar sobre esas licencias de modo tal de no dejar esos derechos librados al capricho de los empleadores.

 


Ver comentarios