Gaza se aferra a esperanza de alto el fuego
Enviar
Hamas aceptaría propuesta egipcia
Gaza se aferra a esperanza de alto el fuego

Abás trabajará para la reunificación nacional tras consolidarse un cese en las hostilidades

Gaza
EFE

Los habitantes de Gaza, desesperados y exhaustos tras casi tres semanas de operaciones militares israelíes, se aferran a la esperanza de que la pesadilla llegue a su fin tras anunciar ayer Hamas que podría aceptar el plan egipcio para un alto el fuego.
Después de diecinueve días de asedio, los palestinos de Gaza comienzan a ver una luz al final del túnel en que les ha sumido el inicio de la operación “Plomo Fundido”.

La consternación dio paso ayer, por fin, a un poco de optimismo.
“Ya hemos perdido suficiente. No queremos esperar y seguir perdiendo más y más vidas”, dijo a EFE Raed Al Atar, propietario de una tienda de ropa en Gaza capital.
“La noticia de que Hamas ha aceptado la iniciativa egipcia me alegra y me da la esperanza de que acabe pronto y yo pueda volver a abrir mi tienda y regresar a la normalidad”, añadió.
Desde que comenzó las operaciones israelíes, el pasado 19 de diciembre, Al Atar ha tenido cerrado su negocio y ha pasado sus días leyendo los periódicos en Internet a la espera de noticias como la que se ha difundido ayer.
“¡Ya está bien!”, proclama enfadada Angy Obeid, una profesora universitaria de 31 años, madre de tres hijos.
“Espero que Hamas haya entendido cual es el interés de su pueblo y que no tiene sentido luchar sin ninguna razón, luchar sólo por la muerte y la destrucción. Hamas e Israel deben parar esta guerra y dejarnos vivir en paz”, exige.
Sin embargo el gobierno de Hamas de la Franja insiste en reclamos y desconfianza hacia Israel.
“Las noticias nos traen esperanza, pero la realidad es que las bombas continúan y los aviones israelíes siguen encima nuestro, atacando nuestras casas”, dijo a Efe Hammam Nasman, portavoz del Ministerio de Sanidad de Hamas.
Los últimos días, “han sido un infierno”, asegura Nasman.
Según Nasman, “todo el mundo en Palestina quiere la paz y en Israel también quieren la paz, pero quieren lograr ventajas con ella. Nosotros queremos una paz sin asedio, sin bloqueo a Gaza”.
Su padre, Abu Nasman, ex profesor de inglés y administrativo en la Universidad Islámica, una de cuyas facultades ha sido bombardeada, no duda tampoco al aseverar que Gaza “quiere la paz, pero no cualquier paz” y que los palestinos “no renunciarán a sus derechos”.
“Si no abren las fronteras y nos permiten movernos sin tener que pedirles permiso para ello, no habrá alto el fuego. Nunca lo aceptaremos”, afirma.
Nasman es contrario a la presencia de tropas internacionales en la frontera de Gaza con Egipto, tal y como exige Israel para cesar sus hostilidades, y recuerda que “ya hubo soldados internacionales en 1956 y nuestra experiencia es que no nos protegían a nosotros y sólo velaban por los derechos de los israelíes”.
Mahmud Abás, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), trabajará “inmediatamente” para la reunificación palestina después de que se consolide el alto el fuego en Gaza que Egipto propone a Israel y al movimiento islamista Hamás.
En una comparecencia ante los medios de comunicación en la Mukata de Ramala, tras entrevistarse esta noche con el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, Abás manifestó que “la prioridad ahora es parar la agresión” israelí.
“Después nos pondremos inmediatamente a trabajar para la reunificación palestina de acuerdo con la propuesta egipcia”, respondió el presidente palestino a una pregunta de Efe sobre si el alto el fuego incluirá el regreso de sus fuerzas a la Franja.
La Unión Europea tiene la esperanza de que el cese de hostilidades permita reactivar el acuerdo de 2005 que preveía el control de los pasos fronterizos de Gaza por parte de fuerzas de la ANP con el apoyo de observadores europeos.
El acuerdo se vino abajo después de que, en junio de 2007, las milicias islamistas de Hamás expulsaran de la Franja a las fuerzas leales a Abás y Hamás se hiciera con el control político de ese territorio.
La tercera fase del plan de pacificación propuesto por Egipto, aceptado en principio por Hamás, contempla negociaciones para restablecer el diálogo entre los islamistas y los nacionalistas de Al Fatah, el partido laico de Abás, quien piensa también trabajar “para restablecer el gobierno de unidad nacional” que los dos movimientos formaban hasta esa fecha.
Por su parte, Moratinos, que esta noche concluyó en Ramala su gira por Oriente Medio, insistió en que ahora es “más optimista” que antes de comenzar su viaje y expresó “confianza” en que, tan pronto como sea posible, se alcance un alto el fuego.
El ministro español dijo que decidió realizar la gira después de la visita de Abás a España la semana pasada, cuando fue recibido por el rey don Juan Carlos y por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
A la vez, expresó “la disposición española a seguir prestando ayuda humanitaria a la población de Gaza y contribuir a la reconstrucción de la Franja una vez que se alcance el alto el fuego”.

Ver comentarios