Enviar
Convencen a compradores por precio y mejora en su calidad
Ganan terreno autos chinos

Adopción de tecnologías foráneas en sus modelos se convierte en punto a favor

El negocio de los autos chinos en Costa Rica crece cada día, más marcas se establecen con representación en el país y presentan ofertas a los consumidores, que son tentados tanto por precio como por diseño y ahorro en combustible.
Greatwall Motors, Veinsa, Vetrasa y Cori Motors, son los principales distribuidores y manejan precios en automóviles a partir de $13 mil, y en camionetas deportivas alrededor de $23 mil. En algunos casos, también presentan alternativas de vehículos comerciales, camiones, pick-ups y hasta premium.
En un principio las marcas eran desconocidas y a los distribuidores les costó su comercialización, incluso los diseños delataban la procedencia china y la gente dudaba de la calidad del producto por esa falta de conocimiento.
Pero ahora los asiáticos adoptaron tecnologías de punta para mejorar el diseño, seguridad y desempeño de estos vehículos, manteniendo el precio inferior respecto a la competencia. Así, se convirtieron en actor competitivo.
De ello da prueba la agencia Veinsa, representante de marcas como Geely, JMC, Brilliance y ZAP 4, casas automotrices que combinan diseños chinos con motores Mitsubishi y en algunos casos Isuzu y Ford. La fusión de estilos deparó un producto de características probadas por la gente.
“La evolución de los carros ha sido muy rápida, lo que les tomó a los japoneses o coreanos diez o 15 años, a los chinos les tomó cuatro o cinco adaptarse”, indicó Camilo Rodríguez, gerente de Ventas de Veinsa.
Otros innovan con tecnología nueva y prácticamente propia, como la marca BYD, en los cuales sus componentes son chinos en un 90%, destacó Víctor Pacheco, gerente de Operaciones de Cori Motors. Ellos se dedican exclusivamente a automóviles.
El reconocimiento de la comunidad internacional también les llega poco a poco. En el caso de Geely y Greatwall, fueron designados con cinco estrellas en mercados europeos occidentales en materia de seguridad y resistencia en caso de colisión.
Destaca el caso de Geely, cuya empresa compró en julio de 2010 la automotriz sueca Volvo por casi $1.800 millones, para entrar al mercado europeo.
El bajo cilindraje aumenta su eficacia, lo que da un ahorro de combustible, razón que les favorece para incrementar la preferencia a su favor.
“En el último año, tuvimos un crecimiento anual del 40%, lo que está muy por encima del crecimiento del mercado total de automóviles. Tenemos tasas de crecimiento muy altas en todos nuestros modelos”, explicó Viviana Collado, gerente de Ventas de Greatwall.
Una mejoría notable presentó el área de repuestos, hoy por una mayor compra de unidades circulando en nuestro país, las marcas fortalecieron sus bodegas de repuestos, siendo ahora más fáciles de conseguir tanto en agencias como importadores de repuestos.
Como novedad, la marca Brilliance promete ser la primera línea de autos chinos premium en el país. Estos vehículos ensamblados en la fábrica de BMW en China están dirigidos al mercado que hoy dominan los autos alemanes.
Veinsa espera traer pronto el V5, modelo más reciente de la marca, que se conseguirá a partir de $28 mil.

Sergio Alvarado
[email protected]
Ver comentarios