Gabinete del Reino Unido descarta voto parlamentario sobre Brexit
Las banderas de Reino Unido y de la Unión Europea juntas. Theresa May, primera ministra ha sido muy firme con la salida de la UE.
Enviar

El gabinete de Theresa May, primera ministra del Reino Unido, concluyó que no será necesaria una votación parlamentaria antes de comenzar el proceso oficial para que el Reino Unido se salga de la Unión Europea (UE), mientras los ministros afirman que desean “seguir adelante” con el Brexit.
Aunque los que se oponen a que el Reino Unido deje la Unión Europea accederán a los tribunales para argumentar que el Parlamento debe poner a votación la activación del Artículo 50 del Tratado de Lisboa de la UE, miembros del gabinete acordaron el miércoles que dicha acción es innecesaria.


Los legisladores fueron informados el mes pasado de que esto está dentro de la “potestad prerrogativa” del gobierno, pero es la primera vez que ha sido afirmado tan explícitamente por la oficina de May. El martes, su vocero dijo que el Parlamento participará en la decisión.
“Había un fuerte énfasis en seguir adelante con el Artículo 50 para que el Reino Unido se pudiera salir exitosamente de la Unión Europea, sin necesidad de una votación parlamentaria”, expresó la oficina de May en un comunicado enviado por correo electrónico después de reunirse en Chequers, el palacio de residencia campestre de la primera ministra al noroeste de Londres.
El comunicado también rechazó la idea de que los gobiernos semiautónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte podrían aportar contribuciones decisivas, aunque May ha comenzado diálogos correspondientes al Brexit con estos territorios.
“Los miembros del gabinete fueron claros en expresar que es la decisión del Gobierno del Reino Unido de establecer tanto sus términos como cuándo activar el Artículo 50”, según la oficina de la primera ministra. Tanto votantes escoceses como norirlandeses apoyaron la permanencia en el bloque.
May deberá sacar al Reino Unido del bloque de 28 naciones y al mismo tiempo minimizar el daño a la economía, protegiendo industrias esenciales como la financiera y negociando nuevos acuerdos comerciales tanto con la UE como con países más distantes, incluyendo a Estados Unidos, India y China. Al mismo tiempo, ella ha dejado en claro que su gobierno no será consumido por el Brexit, enfocándose también en reformas sociales.
La primera ministra ha dicho repetidamente que no activará oficialmente el Artículo 50 antes del fin de este año. Cuando lo haga, el Reino Unido tendrá dos años para negociar su salida y los nuevos términos para su relación con los estados miembros permanecientes.


Ver comentarios