Futuro de Ruta 32 aún no se aclara
Enviar

La ampliación de la Ruta 32 seguirá en compás de espera cerca de mes y medio, luego de que la Contraloría solicitara información adicional sobre una adenda al contrato firmado entre el Gobierno y la empresa constructora china CHEC, que se encargará de las obras.
El contenido presupuestario, la garantía de cumplimiento, las sanciones, permisos, documentos legales y una carta de compromiso de Recope sobre la relocalización de servicios, fueron algunos de los temas sobre los que la Contraloría pidió información adicional antes de completar su análisis.
El plazo para la entrega de esta información es de 15 días hábiles, luego de los cuales la Contraloría deberá tomarse 20 más para resolver. Lo anterior significaría que la resolución estaría para mediados de marzo.
“Las peticiones de información adicional son totalmente subsanables y ya se está trabajando para tener una nueva adenda lista antes del plazo solicitado”, dijo Carlos Pérez, asesor legal de CHEC.
Sin embargo, la solicitud de información provoca más atrasos para la ejecución de un préstamo que fue otorgado hace más de tres años.
“El crédito no puede seguir esperando. Si no se resuelve pronto se corre el riesgo de perder el préstamo con el Eximbank de China”, agregó Pérez.
El préstamo otorgado es por un monto total de $395 millones, financiado en una parte por el banco de exportaciones chino y el resto por el propio Gobierno del país asiático. Costa Rica deberá invertir una contraparte de aproximadamente $80 millones para obras adicionales y relocalización de servicios.
La empresa aceptó mantener las condiciones para la construcción de la obra a pesar de que han pasado años sin que se logre una aprobación definitiva.
La obra permitirá contar con una carretera a cuatro carriles desde el cruce de Río Frío hasta Moín, donde actualmente se construye una terminal de contenedores, lo cual generará un fuerte desarrollo en la zona y un crecimiento del tráfico, tanto de vehículos pesados como de tipo turístico.
La carretera ya muestra signos de saturación en la entrada a Moín.

Ver comentarios