Fusión Heinz-Kraft significa más presión para otras compañías
Los dos colosos de la industria alimenticia se fusionarán para crear la tercera empresa de alimentos y bebidas más grande de Norteamérica. EFE/LA REPÚBLICA
Enviar

Fusión Heinz-Kraft significa más presión para otras compañías

La inminente fusión de Kraft Foods Group Inc. con H.J. Heinz está intensificando la presión para que otras compañías de alimentos se reorganicen o busquen sus propias operaciones.
Los dos colosos de la industria alimenticia se fusionarán para crear la tercera empresa de alimentos y bebidas de América del Norte en magnitud, en una transacción financiada por 3G Capital y Berkshire Hathaway Inc. de Warren Buffett. 3G está reorganizando la industria alimenticia con su inclinación por las adquisiciones y su fama de reducción despiadada de costos. Para estar a tono, los rivales de los alimentos envasados tendrán que seguir ese modelo.


Mondelez International Inc. y Campbell Soup Co. son dos de las compañías que ya están tomando medidas para estudiar sus presupuestos y es probable que otras sigan sus pasos. Para algunas, el siguiente paso podría ser unir fuerzas.
Nestlé SA, que encontrará en Kraft Heinz Co. un competidor más difícil, podría decidir que es el momento indicado para presentar una oferta por el fabricante de Cheerios de $32 mil millones, General Mills Inc., dijo Kevin Dreyer de Gabelli Funds. La operación de Kraft, anunciada el miércoles, también pone de relieve los beneficios de fusionar la división de snacks de PepsiCo Inc. con Mondelez, según Sachin Shah de Albert Fried Co de Nueva York.
“En la industria, todos van a pensar: ‘Podríamos ser los siguientes. Usemos todos los recursos posibles para aumentar el valor como compañía independiente’”, señaló Dreyer en una entrevista telefónica desde Rye, Nueva York. La empresa madre de Gabelli, Gamco Investors Inc., gestiona acciones de Kraft, General Mills y varios otros fabricantes de bienes de consumo. “Si no pueden hacerlo en forma independiente, podría haber otras opciones estratégicas para muchas compañías”, añadió.
El productor de leche de soja WhiteWave Foods Co. o el productor de nueces Emerald Diamond Foods Inc. también están en un momento propicio para una absorción, dijo Alexia Howard de Sanford C. Bernstein Co. Es probable que Buffett y 3G tampoco hayan terminado con las operaciones, aunque podrían tomarse un tiempo para asimilar Kraft. General Mills, Mondelez y Kellogg Co. son algunos de sus objetivos posibles.
“Esto pone en estado de alerta a todo el grupo”, opinó Brian Yarbrough, analista de Edward Jones Co. en St. Louis. “Hay demasiadas compañías de alimentos y muy poco crecimiento si no producen alimentos naturales, orgánicos o proteínas. ¿Y entonces cómo se crece? Se compra. Creo que este es sólo el comienzo”.
La transacción de Kraft, que valúa al fabricante de macarrones con queso en unos $46 mil millones antes de la deuda neta, es la más grande de que se tenga registro. Supera la toma de control de Heinz por parte de Buffett y 3G de $23 mil millones en 2013. Berkshire el año pasado también proporcionó financiamiento para la adquisición de Tim Hortons Inc. por parte de la compañía Burger King Worldwide Inc., propiedad de 3G.

Bloomberg


Ver comentarios