Frontera: millonario conflicto
Enviar
Unos ¢10 mil millones habría costado solo la vigilancia en la zona
Frontera: millonario conflicto

Desde artículos para primeros auxilios hasta piscinas, pidieron dependencias

Desde refrigeradoras hasta archivos metálicos. Inclusive piscinas formaron parte de la lista de peticiones que varias dependencias del Gobierno hicieron para hacer frente a la invasión nicaragüense en Isla Calero.
La emergencia en la frontera norte no solo representó un problema de seguridad nacional que tomó desprevenido al Gobierno y lo puso a correr, sino también un despliegue millonario de recursos.

Además de los ¢40 mil millones previstos inicialmente para la trocha fronteriza, reforzar la vigilancia en la zona y preparar al personal con equipos adecuados, significaría al país unos ¢10 mil millones adicionales.
A ese monto asciende la primera propuesta de gastos emitida en marzo de 2011 ante la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), recursos que se pretendían repartir entre al menos siete dependencias gubernamentales.
Al final, el plan fue variado debido a la ausencia de recursos y en marzo de este año se aprobó la última versión con algunas reducciones en proyectos específicos.
Pese a las variaciones, las dependencias mantuvieron la mayor parte de sus solicitudes, siendo las principales beneficiarias el Sistema de Areas de Conservación (Sinac), Seguridad Pública, el Seguro Social y la Cruz Roja, entre otras.
En el caso del Sinac, esta dependencia encargada de los parques nacionales y protección ambiental presentó una de las solicitudes de gastos más elevadas, hasta nueve veces mayor a la de otras.
Entre sus solicitudes incluyó artículos de primera necesidad para sus expertos y personal de parques, como equipos de primeros auxilios, montañismo y vehículos 4x4.
Sin embargo, la lista también abarcaba algunos enseres cuyo uso no pareciera adecuado para la zona, especialmente de oficina, como proyectores, mesas de sesiones, archivos metálicos e incluso piscinas.
Otros beneficiarios fueron la Cruz Roja y el Seguro Social, quienes pidieron plata para comprar equipos de primeros auxilios y para talleres de capacitación.
Estos planes de gastos fueron analizados por un grupo convocado para la atención de la emergencia.
LA REPUBLICA quiso conocer cuánto de ese plan de gastos había sido ejecutado y si los dineros fueron ya repartidos en su totalidad a cada entidad, de acuerdo con los requerimientos expresados por cada una.
Asimismo, conocer sobre los controles y si los artículos como vehículos y dispositivos para el montañismo estaban ya en uso; sin embargo, en la CNE no respondieron a las interrogantes enviadas desde el 13 de agosto pasado.

Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios