Freno a abundancia de dólares
Enviar
Presiona costo de préstamos en esa moneda
Freno a abundancia de dólares

Mayor captación estatal afecta a solicitantes de préstamos

La abundancia de dólares tuvo un frenazo en los últimos tres meses, sobre todo porque el Estado aumentó sus captaciones.
Esto representa para los solicitantes un mayor costo de los préstamos en esa moneda, lo cual implica un nivel más bajo de créditos.

Para no bajar el nivel de negocios, los bancos están pidiendo prestados dólares en el extranjero, donde están disponibles a tasas menores.
La opción de importar dólares mitiga hasta cierto punto el alza en las tasas; sin embargo, para los bancos en general es más complicado traer dinero de afuera, así que los montos no son tan grandes, y la tendencia de intereses elevados sigue en el mercado local.
De hecho, la liquidez bancaria en dólares cayó a partir de mayo anterior y desde entonces no ha conseguido recuperarse.
Para llegar a las metas crediticias del segundo semestre, la banca quiere mantener el ritmo de un aumento del 16% en la colocación de préstamos, el cual alcanzaron en los primeros seis meses.
Los montos obtenidos están destinados, principalmente, al otorgamiento de créditos para consumo, mientras que los préstamos corporativos siguen siendo importantes.
El mercado de las hipotecas no ha sido afectado, al ser siempre denominado mayoritariamente en colones.
La demanda de nuevos empréstitos en dólares en el mercado local se mantiene y la mayoría de las entidades reportan que cumplirán sus metas este año.
“Las actuales condiciones económicas favorecen que el cliente prefiera endeudarse en dólares, tanto a nivel comercial como personal”, dijo Ingrid Guzmán, directora de Tesorería de Scotiabank.
La subida de las tasas de interés en colones hizo que las personas prefieran buscar el dólar para sus necesidades de financiamiento.
El incentivo de pedir prestado en moneda extranjera, proviene de que las cuotas mensuales pagadas son menores.
En un ambiente sin devaluación el deudor siente confianza en pedir deuda en dólares, enfatizó Federico Chavarría, subgerente de Banco Promerica.
El fondeo bancario en el extranjero creció en más de $300 millones a julio anterior, lo que significa un incremento de más del 50% comparado con el mismo periodo de 2011.
“Hemos acudido a créditos en el exterior con más frecuencia que en años anteriores para responder a la demanda crediticia”, dijo Leonardo Acuña, subgerente del BCR.
Los bancos grandes del sistema financiero son los que han presentado menos dificultad para conseguir dólares, que tuvieron una captación de más de $600 millones a julio anterior, más que todo la banca pública.
Mientras que el resto del sistema apenas consiguió $100 millones en el mercado local.
La sequía de dólares es consecuencia del apetito gubernamental.
La necesidad pública de recursos creció en casi $2 mil millones en el último año.
La voracidad estatal de absorber el dinero disponible en el sistema financiero comenzó a finales de 2011.
Desde entonces acelera su ritmo de captación.
Por ahora, el mercado ha podido responder a la demanda de dinero de los sectores público y privado.
Sin embargo, el panorama no será el mismo para el segundo semestre del año y en 2013.
En los próximos meses, hay un vencimiento de bonos de deuda pública por un valor de $1 mil millones.
El plan estatal es que estos títulos serán pagados con el dinero de la emisión de los eurobonos.
Sin embargo, es probable que la emisión en el extranjero se realice hasta finalizar el año.
Mientras tanto el Gobierno devorará la liquidez en dólares disponible en el mercado local, porque debe cumplir sus compromisos de deuda.
Por ahora, los bancos prevén cumplir su meta de aumentar el crédito a las empresas y familias en un 15% al finalizar el año.

Oscar Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios