Enviar
Ministerio Público acogió investigación por adjudicación de ¢3.692 millones en contratos de la CNE
Fiscalía investigará a Gallardo

• Congreso solicita comparecencia del funcionario antes de que deje su cargo el 13 de setiembre

Carlos J. Mora
[email protected]

A pesar de que Daniel Gallardo, aún presidente de la Comisión Nacional del Emergencias (CNE) se mantiene firme en que “no hizo nada anormal”, el Ministerio Público lo investigará.
La Fiscalía acogió de oficio el caso de la adjudicación de ¢3.692 millones en contratos de la CNE a dos empresarios de los que él era abogado, antes de asumir su puesto.
El presidente de la CNE hasta este 13 de abril habría aprobado la adjudicación de ¢3.692 millones en contratos de la CNE a Mario Curbelo y Martín Irías, representantes, respectivamente, de las sociedades Tajo Chirripó S.A. y Constructora Industrial Especializada del Atlántico S.A.
Curbelo e Irías eran clientes de Gallardo antes de que este asumiera la presidencia de la CNE en mayo de 2006.
Durante estos casi tres años en los que Gallardo estuvo al frente de la CNE, las empresas de Curbelo e Irías obtuvieron compras directas, contratos por emergencias y compras bajo la modalidad de emergencias no declaradas. Ninguna de esas contrataciones estuvo relacionada con la atención del terremoto en Cinchona, Alajuela el 8 de enero.
Desde que estas dos empresas suscribieron los contratos con la CNE, sus ingresos repuntaron de manera significativa.
En 2005, Constructora Industrial Especializada del Atlántico facturó a la CNE ¢34,8 millones, luego del cambio de gobierno, en 2006, la facturación de esta firma a la CNE, se multiplicó a ¢182 millones; en 2007 recibió contratos por ¢1.810 millones y en 2008 por ¢1.597 millones.
Aunado a esto, seis meses antes de asumir la presidencia de la CNE, Gallardo recibió un poder especial de Mario Curbelo.
“¿Cual es el pecado, el delito? Si son buenos y concursan yo nos los puedo limitar, no veo ningún problema legal ni moral”, justificó Gallardo, quien había asegurado que su salida de la Comisión se daba tras problemas de salud y personales.
Entretanto, en el Congreso las actuaciones de Gallardo ocupó a los diputados durante el control político.
Tanto el oficialismo como la oposición cuestionaron la legalidad del negocio de estas firmas con la CNE.
Ayer en la Asamblea Legislativa se aprobó una moción para que Daniel Gallardo comparezca ante la Comisión de Ingreso y Gasto Público antes del 13 de abril cuando abandona su cargo. La fecha de la audiencia está aún por definirse.
Los diputados exigen además que el nombramiento del sucesor de Gallardo se haga mediante consideraciones “técnicas y no políticas”.
Desde que trascendió el hecho, la Presidencia se ha mantenido al margen. La única declaración que se obtuvo de parte de la Casa de Gobierno fue la oficial del miércoles cuando se conoció la dimisión del jerarca.
Mediante un comunicado de prensa, Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia aseguró que la renuncia había sido aceptada y junto al Presidente “agradecieron el esfuerzo, la entrega y la dedicación con que Gallardo desempeñó su gestión, sobre todo en la atención de las diversas emergencias que han sacudido a distintas zonas del país durante los últimos años”.
Las últimas semanas distintos sectores políticos del país cuestionaron el desempeño de Gallardo en la CNE, sobre todo en la atención de los damnificados por el terremoto del 8 de enero y en la ejecución de los recursos para la atención del desastre.


Ver comentarios