Fin de año podría cobrarle factura a su salud
“El abuso de alcohol y exceso de comidas con gran porcentaje de grasa son los principales detonantes para que el medicamento no cumpla su efecto total”, aseguró Larry Ramírez, farmacéutico. Esteban Monge/La República
Enviar

Con la recta final del año, muchas personas realizan un consumo excesivo de comidas, bebidas alcohólicas y hay hasta quienes dejan sus tratamientos médicos en “pausa”.

Por eso, tanto el Colegio de Farmacéuticos y la Caja del Seguro Social aconsejan prestar atención a sus dietas.

Para quienes usan medicamentos, se les recuerda que la interacción entre los fármacos y la comida grasosa o el alcohol puede ser perjudicial, porque puede afectar su acción, reducir su eficacia e incluso aumentar la toxicidad.

El llamado de atención es sobre todo para quienes padecen enfermedades crónicas como las del aparato digestivo, diabetes, hipertensión o cardiopatías.

“Deben cumplir con la alimentación adecuada y evitar consumir en esta época aquellos alimentos restringidos durante el resto del año”, recomendó Larry Ramírez, farmacéutico.

“Las personas obesas y diabéticas no deben consumir más de un tamal diario y deben acompañarlo con una ensalada, un escabeche de vegetales o un chimichurri para favorecer la digestión y la tolerancia de la grasa. No deben alterar tiempos de alimentación (abstenerse de almorzar o esperar hasta altas horas de la noche para comer), ya que estas prácticas podrían generar una hipoglicemia”, advirtió Karla Retana, nutricionista.

En el caso de las bebidas alcohólicas no se deben mezclar con ningún medicamento, ya que no solo evitan que este haga efecto, sino que podrían ocasionar efectos secundarios.

Para evitar una inadecuada interacción de los alimentos con el medicamento, se aconseja aumentar la cantidad de líquidos para mejorar la absorción de los fármacos. Además, evitar tomar medicamentos junto con bebidas gaseosas, zumos ácidos, café o té.

Por otra parte, se deben seguir los horarios indicados para tomar las dosis, ya que son establecidos para garantizar la eficacia del tratamiento. Otro aspecto relevante es completar los tratamientos aunque se empiece a sentir mejor y llevar sus pastillas cuando va de viaje.

Los consejos de cuidar sus comidas también se extienden a quienes no estén con algún medicamento, ya que se estima que una persona puede aumentar de 2 a 4 kilos durante esta época.

Por ejemplo, un tamal de cerdo contiene unas 400 calorías y para “quemarlo” se deben destinar dos horas de ejercicio.

“Quienes no tienen ningún tipo de problema de salud, que cuiden su salud y no se excedan en la ingesta de comidas y bebidas, ya que los “empachos” y las digestiones pesadas pueden provocar acidez estomacal, diarrea y vómitos, entre otros trastornos”, añadió Ramírez.


Hasta de 4 kilos

Entre 2 y 4 kilos aumentan los costarricenses tras los festejos navideños. Algunos de los alimentos más comunes son:

Alimento                                   Calorías

1 porción de queque navideño    580

1 tamal de cerdo                         400

1tamal de pollo                           230     

1 cerveza regular                       170

1 copa de vino                              90

1,5 onzas de whiskey                   90

Ver comentarios