Enviar
Filmeguía 23-8-08

Mario Giacomelli
Para la República

Juno: crecer, correr y tropezar
“Juno” (2007) de Jason Reitman. Con Ellen Page y Michael Cera. Linda comedia, ganadora del Oscar al mejor guion original. Relata las experiencias de una adolescente, quien toma una difícil decisión cuando descubre estar embarazada. Con diálogos brillantes y actuaciones inmejorables, ofrece algunos estupendos retratos psicológicos, proporcionando además estimulantes motivos de reflexión. Perceptiva.

Calificación: 9

El cielo rojo
“El cielo rojo” (2008) de Miguel Gómez. Con Ricardo Rodríguez y Allen Obando. Salió prácticamente de la nada esta notable producción nacional, realizada y exhibida en vídeo digital de alta definición. De manera honesta, describe las vivencias de cuatro jóvenes recién salidos del colegio. Es un esfuerzo valioso y logrado por representar en pantalla las inquietudes de la juventud costarricense. Espontánea.

Calificación: 7

La guerra de las galaxias: la guerra de los clones
“Star Wars: The Clone Wars” (2008) de Dave Filoni. Aceptable largometraje de animación digital, basado en la célebre franquicia futurista creada por George Lucas. Relata eventos ubicados entre el segundo y tercer episodio de la saga. La ejecución técnica se deja apreciar, pero la trama es común y corriente. No aporta nada nuevo y es fácil de pronosticar en su desarrollo. Entretiene con moderación. Cíclica.

Calificación: 6

La misma luna
“La misma luna” (2008) de Patricia Riggen. Con Kate del Castillo y Adrián Alonso. Tras la muerte de su abuela, un niño mexicano viaja ilegalmente a Los Angeles, en busca de su madre. Temas delicados como la inmigración clandestina y las relaciones entre Norte y Sur, reciben un tratamiento superficial y sensiblero. Hay aciertos formales y actuaciones competentes, pero la cursilería es excesiva. Simplista.

Calificación: 5

Se busca
“Wanted” (2008) de Timur Bekmambetov. Con James McAvoy y Angelina Jolie. Controversial adaptación de una violenta novela gráfica, sobre un joven aburrido con su vida rutinaria, quien es reclutado por una sociedad secreta de asesinos profesionales. Es una torpe celebración de la brutalidad. Aunque ostenta buenas invenciones visuales, su perverso fondo ideológico genera indignación. Dañina.

Calificación: 3
Ver comentarios