Enviar
Fiesta y civismo electoral impresionan a observadores internacionales

Después de una semana muy tranquila, los observadores internacionales por fin pudieron pulsar el ambiente que se vive en el proceso electoral costarricense, con las jornadas de sábado y domingo en las que la fiesta de la democracia mostró su máximo esplendor.
“Desde anoche —en referencia al sábado— se ve la famosa efervescencia de sus elecciones”, expresó María Emma Mejía, líder de la misión de observadores internacionales enviada por la Organización de Estados Americanos.
La jornada se desarrolló “con total tranquilidad y mucho civismo”, dijo Mejía, quien alabó la buena organización del sistema electoral costarricense.
A la mayoría de los observadores les llamó la atención el jolgorio que se crea en los alrededores de las juntas receptoras de votos. “Llegamos de países en los que se tiende a prohibir portar los colores de los partidos” cerca de los centros de votación, el hecho de que no haya incidentes en Costa Rica, demuestra que “podemos llegar a ello”, expresó.
“No hemos visto ninguna irregularidad”, comentó Salvador Navas, magistrado del Tribunal Electoral de México, presente en la misión que recorrió distintos centros de votación en la capital.
Ver comentarios