Fiat reforzaría su control sobre Ferrari
Fiat Chrysler tendrá la mayoría de acciones de Ferrari este año, mediante la lealtad de acciones, que daría a la familia votos adicionales. BLOOMBERG/LA REPUBLICA
Enviar

Fiat reforzaría su control sobre Ferrari

Casi 70 años después de que Enzo Ferrari lanzara su primer coche deportivo, se espera que Ferrari vuelva a estar bajo el control familiar, luego de que Fiat Chrysler Automóviles NV escinda la compañía este año.
Mientras que los accionistas públicos poseerán una mayoría de las acciones, John Elkann y otros descendientes del fundador de Fiat, Giovanni Agnelli, junto con el hijo del fundador de Ferrari, probablemente controlarán el 51% de los votos en un Ferrari independiente, según cálculos de Bloomberg News.


Eso es porque se prevé que la empresa siga el ejemplo de Fiat Chrysler y cree un llamado plan de lealtad de acciones, que daría a la familia votos adicionales si se compromete a mantener las acciones por una cantidad fija de tiempo. Ferrari será uno de los pocos fabricantes de automóviles de ultra-lujo independientes, y la configuración de los accionistas permitirá a los Agnelli ahuyentar a posibles licitadores.
“Con un plan de lealtad, los Agnelli quieren asegurarse de que Ferrari no pueda convertirse en un objetivo de adquisición”, dijo Giuseppe Berta, un experto en Fiat en la Universidad Bocconi.
Marchionne dijo que Ferrari con sede en Maranello, Italia, podrá adoptar un plan de lealtad de voto. Fiat Chrysler, que posee el 90% de Ferrari, planea una oferta pública inicial del 10% de la unidad en el tercer trimestre, con la participación restante a distribuirse entre los accionistas de Fiat Chrysler a finales de año. Piero Ferrari posee el resto de la compañía y planea mantener su participación después de la separación de Fiat.
Bajo un plan de fidelización, Exor SpA, la sociedad holding de la familia Agnelli, podría terminar con el 36% de los votos y Piero Ferrari podría obtener el 15%, si ningún otro accionista participa. Un portavoz de Exor se negó a comentar sobre el cálculo. Los defensores de los planes de fidelidad en la votación de acciones dicen que los acuerdos fomentan el pensamiento empresarial a largo plazo. Algunos inversionistas y académicos los critican como una forma para que los propietarios de la familia mantengan el control poco después de renunciar a la propiedad mayoritaria. “El programa de lealtad claramente ayuda a los accionistas mayoritarios a reforzar su control de manera drástica, disminuyendo la posibilidad de un cambio de control y reduciendo el poder de los inversionistas minoritarios”, dijo Carlo Scarpa, un profesor de economía industrial en la Universidad de Brescia.
Mientras que los inversores institucionales se oponen a los derechos de voto múltiple, en la práctica un plan de este tipo probablemente no afecte la demanda de acciones de Ferrari en la salida a bolsa.


Ver comentarios