Enviar
Ferrán Adriá se reinventa con el proyecto de la Fundación El Bulli

Innovación y nuevas tecnologías son los pilares de un proceso de transformación como el que experimenta El Bulli, el proyecto del cocinero catalán Ferrán Adriá, que presentó en Buenos Aires las líneas básicas de su próxima aventura, la Fundación El Bulli.
Tras alcanzar reconocimiento internacional al frente del restaurante El Bulli, Adriá, considerado entre los mejores cocineros del mundo, decidió tomarse un tiempo y transformar su iniciativa en una Fundación para continuar con el proceso creativo.
Para lograrlo, explicó en la capital argentina, la Fundación, que se ubicará también en el parque natural catalán de Cala Montjoi, contará con construcciones equipadas para aprovechar energías renovables y pensadas para facilitar la investigación y la creación.
Unas 30 personas, expertos en las más variadas disciplinas, compondrán el equipo de Adriá, que pretende reunir a “la gente más loca posible”.
El resultado del trabajo de la Fundación, que comenzará a funcionar en 2014, se difundirá de forma gratuita porque, apuntó, el objetivo es “compartir la creatividad”.
El proyecto de la Fundación, según Adriá, puede servir de inspiración a pequeñas y medianas empresas, incluso en tiempos de crisis como los que se viven en España.
La clave, a su juicio, es pararse a pensar, “transformarse, innovar” y “tener un control presupuestario”, aunque reconoce que en tiempos difíciles las familias necesitan propuestas gastronómicas sencillas y baratas.
Precisamente este tipo de recomendaciones integran su nuevo libro, “La comida de la familia”, que recoge los menús diarios del equipo que colaboraba con Adriá, compuesto de dos platos y un postre tradicionales con un costo no superior a los 3 euros.

Buenos Aires / EFE




Ver comentarios