Enviar
Ministro de Vivienda dice que salida es mientras se le investiga por manejo de fideicomiso por $1,5 millones
Fernando Zumbado deja temporalmente su cargo

• Contraloría y Comité de Etica del gobierno investigan actuación de funcionario
• Presidencia señala que salida transitoria de titular de Vivienda se dio ayer mismo y es sin goce de salario

Danny Canales
[email protected]

La lluvia de cuestionamientos por el presunto desvío de fondos de un fideicomiso para atender las necesidades de familias de escasos recursos provocó la salida de Fernando Zumbado, del Ministerio de Vivienda.
El jerarca decidió ayer por la mañana separarse de su cargo temporalmente como ministro de Vivienda y miembros de la junta directiva del Banco Hipotecario de la Vivienda mientras la Contraloría General de la República y el Comité de Etica del Poder Ejecutivo analizan sus actuaciones.
Zumbado, sin embargo, da garantía de que su actuación estuvo apegada a las normas y más bien catalogó los cuestionamientos como “informaciones tergiversadas e imprecisas” publicadas por los medios de comunicación.
“(…) tengo la conciencia absolutamente tranquila porque considero que hemos actuado en forma correcta y que los fondos han sido destinados de acuerdo al propósito para los cuales fueron creados”, dijo el rector del sector Vivienda.
Zumbado aseguró que la misma Contraloría afirmó el 16 de mayo de 2007 que los dineros por los que se le cuestiona no pueden considerarse como fondos públicos pertenecientes al Estado.
En la carta de separación, remitida ayer al presidente Oscar Arias, Zumbado le informa que puso a disposición de la Contraloría todos los documentos pertinentes sobre el fideicomiso.
A su vez, le informó al mandatario que instruyó al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para que le haga llegar al ente contralor toda la información que posea sobre el asunto cuestionado.
En Casa Presidencial expresaron que la salida transitoria del titular de Vivienda se dio ayer mismo y que será sin goce de salario. No obstante, no se definió quién asumirá la rectoría de Vivienda.
Zumbado es cuestionado por el presunto desvío de $1,5 millones al pago de asesorías y consultorías a personas físicas y jurídicas de un plan destinado a mejorar la calidad de vida de 600 familias que viven en situación de extrema pobreza en Rincón Grande de Pavas.
Además del supuesto desvío de dichos dineros, el jerarca habría permitido que el pago de las asesorías se hiciera al Centro Internacional para el Desarrollo Humano (CIDH), entidad de la que Zumbado formó parte y a la que representó antes de entrar al Gobierno. De los $1,5 millones, $300 mil fue el monto aparentemente girado a esta instancia por concepto de asesorías.
Los recursos que supuestamente se emplearon para fines distintos fueron donados por Taiwán en octubre de 2006 —ocho meses antes de dejar de ser un aliado de Costa Rica— y administrados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).
El banco regional aparte de manejar los recursos también tenía la misión de contratar a los profesionales encargados de asesorar al Ministerio de Vivienda.

Las actuaciones del jerarca de Vivienda habían generado el repudio político en la Asamblea Legislativa, en donde legisladores del Movimiento Libertario, Acción Ciudadana e independientes reclamaban la salida de Zumbado.
Sin embargo, la fracción oficialista junto a la de la Unidad Social Cristiana objetaron la petición de que se separara al jerarca de Vivienda, aduciendo que había que seguir el debido proceso.




Ver comentarios